Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Acelerando

Dar celeridad a un asunto, acción o proceso. Este el significado que recoge la RAE para el término aceleradora. Sin embargo, es también un nuevo modelo de inversión en start-ups, tan novedoso que la acepción todavía no está recogida por el diccionario de la Real Academia Española.
En España no encontramos este tipo de proyectos hasta el año 2010. Cinco años antes nacía en EE.UU la primera aceleradora de negocios de Internet y aplicaciones para móviles: Y-Combinator, que ha impulsado negocios hoy en día tan conocidos como Reddit, Dropbox o Airbnb. Este tipo de programas de soporte a emprendedores tienen por objetivo lograr la financiación necesaria para poder validar comercialmente la idea a cambio de una participación en la sociedad.
Como características generales, aunque hoy en día ya existen muchas variedades, los programas de aceleración tienen una duración limitada de entre tres y cuatro meses. Cualquier emprendedor puede solicitar una inscripción, y a partir de ahí se seleccionan los proyectos más adecuados, valorando que haya un equipo que respalde la iniciativa. Es un programa presencial que se nutre de las sinergias entre proyectos y del tutelaje de expertos en distintos ámbitos del negocio. Cada programa finaliza con un Demo Day o Investor Day, un evento en el que los emprendedores deben presentar su negocio a los inversores. En apenas 15 minutos los equipos exponen sus habilidades y los avances logrados en los cuatro meses de preparación. Las start-ups contarán con una financiación en capital semilla entre 5.000 y 12.000 euros, además de servicios de contabilidad, fiscalidad y un espacio gratuito. Reciben también cápsulas de información y cuentan con unos mentores que les ilustran con su experiencia.
En una primera fase de los procesos de aceleración se trabaja el modelo de negocio, posteriormente el producto y por último la tracción, es decir, cómo conseguir cierto volumen de crecimiento.
La Comunidad Valenciana cuenta con la primera aceleradora de España: Business Booster. En sus cuatro años de existencia y 7 ediciones, ha logrado acelerar 45 proyectos. Es un modelo de inversión muy vinculado al mundo digital, ya que por sus características son iniciativas que es más fácil preparar su lanzamiento y crecimiento en un periodo corto de duración.
Actualmente, cada ciudad suele tener más de una proyecto similar, y en el mundo podemos encontrar en torno a un millar de aceleradoras. La expansión de este modelo ha ido acompañado de otros proyectos con los que comparten algunas características, como programas concurso-workshops, incubadoras, oficinas coworking o viveros. Todas estas nuevas estrategias de financiación al alcance de los empresarios son tratadas en profundidad en la obra promovida por la FEBF: “Los Emprendedores y la recuperación económica: cómo desarrollar y financiar más proyectos empresariales con éxito”, un libro que sirve de brújula y talismán a futuros emprendedores.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email