Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Ángeles o demonios?

Las empresas en general y las PYMES en particular, consiguen una parte importante de su financiación externa a partir del sistema financiero, ya sea para crecer o expandirse, realizar su gestión diaria o empezar de cero, es decir, poner una idea en funcionamiento o acometer un proyecto de inversión innovador.

Para estas empresas, los préstamos bancarios a medio y corto plazo suponen una gran dependencia de las condiciones impuestas desde las instituciones, y las hace muy vulnerables cuando surgen problemas puntuales de liquidez y solvencia, suponiendo que puedan cubrir sus necesidades y aportar el capital necesario para poner en marcha sus proyectos.

Las razones para este difícil acceso a la financiación en las etapas iniciales se hallan, en primer lugar, en el carácter innovador de los productos o procesos, que aún no ha demostrado su viabilidad en el mercado y, en segundo lugar, el carácter intangible de los activos. Dichas empresas suelen pertenecer a sectores de rápida evolución tecnológica, a veces ofrecen un sólo producto, por tanto, no poseen una cartera de productos que les permita aprovechar los recursos financieros creados por otra líneas de actividad en diferentes fases del ciclo de vida.

Es entonces cuando, los emprendedores se preguntan: ¿No hay nada ni nadie que crea en la viabilidad de mi proyecto, me apoye y me financie?. Cuando la desesperación y el desánimo se hacen palpables, surgen los Ángeles. ¿Cómo? Sí, Los Ángeles de los Negocios, también denominados «Business Angels», una figura que aparece y se desarrolla, en algunos ámbitos y en algunos países como ayuda y apoyo a Emprendedores que buscan financiación en etapas iniciales de sus proyectos de Inversión.

Pero, ¿Qué son exactamente los Business Angels?, son personas físicas o jurídicas, o simplemente asociaciones o grupos de personas que ayudan, apoyan y ponen en contacto a Emprendedores e Inversores, aportándoles los recursos iniciales y la experiencia necesarios para llevar a cabo su proyecto de Inversión.

Los Ángeles de los Negocios, fueron desarrollados inicialmente en Estados Unidos para apoyar a empresas en sus comienzos, cuando las entidades Financieras se muestran reticentes a ofrecer financiación a empresas que tienen nuevos proyectos e inicialmente sus volúmenes previstos de negocio no son elevados y sin embargo, si lo son sus riesgos. Paradójicamente, estos negocios suelen tener un potencial de crecimiento elevadísimo, pero tropiezan con trabas para acceder a capitales en circuitos formales, dando lugar al denominado gap de capital, pudiendo convertirse, alguna de estas entidades en auténticos Demonios, no sólo por su negativa, sino por no concederles la oportunidad a estos potenciales emprendedores.

Es importante destacar el potencial que representan los Business Angels, o inversores informales, en el acceso a la financiación de las empresas en etapas iniciales. El principal obstáculo para el desarrollo de tal potencial radica en la elevada dificultad a la hora de establecer canales de comunicación entre los principales actores del mercado, Business Angels y Emprendedores, debido en gran parte al deseo de anonimato de los primeros y a las dificultades con las que tropiezan los segundos a causa de la falta de intermediarios específicos.

Los Business Angels, por tanto, se presentan como una fuente de financiación alternativa capaz de aportar el capital, la experiencia en la gestión empresarial y la rapidez en la toma de decisiones que requieren las nuevas empresas o las que se encuentran en procesos de crecimiento o expansión.

Los Business Angels se materializaron a través del First Tuesday y se reunían en la Comunidad Valenciana los primeros martes de cada mes. El First Tuesday es una plataforma global de debate y encuentro entre profesionales y emprendedores con ideas relacionadas con las nuevas tecnologías y el B2B (el comercio electrónico entre empresas). Fue fundado en Londres en 1998 por jóvenes emprendedores como un encuentro mensual en aquellos días en que Internet era un «boom». En la actualidad cuenta con más de 120.000 miembros y funciona como una red independiente de ciudades que celebran dichos eventos.

Actualmente, en España, el lugar de referencia de los First Tuesday es Barcelona. El primero que se organizó en esta ciudad fue en octubre de 1999, y actualmente cuenta con más de 3.800 miembros. La organización celebra dos reuniones mensuales, los eventos First Tuesday, centrados en Internet, y los Wireless Wednesday, sobre Tecnología y aplicaciones inalámbricas. Estas reuniones se han convertido en el foro de debate por excelencia de las nuevas tecnologías.

Gracias a estas nuevas formas de financiación, ya se comienzan a vislumbrar cambios de actitud en las formas de financiar y gestionar las empresas. En este sentido, van adquiriendo cada vez más importancia las formas de financiación alternativas, a través de las Bolsas, o a través de la Titulización de Activos o el Capital Desarrollo, con la consiguiente pérdida de peso de las Instituciones financieras. Si bien, el grado de cambio es muy paulatino y no avanza al nivel que sería deseable para elevar el grado de desarrollo y madurez en nuestra Comunidad.

Leonor Vargas Escudero
Directora Financiera
Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros
lvargas@febf.org

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email