Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Brújula de financiación

Las coordenadas de la financiación han cambiado. Saber orientarse en el nuevo mapa económico resulta clave para desarrollar y hacer crecer proyectos empresariales. Si bien, las condiciones de financiación crediticia se han endurecido significativamente, las puertas no se han cerrado, existen diferentes caminos para obtener los recursos necesarios para seguir creciendo. Sólo se requiere tener las herramientas necesarias para encontrar la vía adecuada al tipo de empresa.

En momentos de dificultades, surgen iniciativas, y nuevos rumbos que permitan seguir el trayecto. Como dijo Alexander Graham Bell, cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero a menudo vemos tanto tiempo y con tanta tristeza la puerta que se cierra que no notamos otra que se ha abierto para nosotros. Fue precisamente en un momento difícil, tras la 2ª Guerra Mundial, cuando nació el Capital Riesgo para apoyar la regeneración del tejido empresarial. Aunque en estos momentos no hemos sufrido directamente un conflicto bélico, tras cuatro años de crisis, muchas empresas, y sobre todo los ánimos de sus propietarios, están duramente dañados. Hace falta un cambio de mentalidad, y aire fresco que aporte nuevas ideas y conocimiento a proyectos sólidos.

Salvando las distancias, coincidiendo con el inicio de otra etapa de estrecheces, nacía en 2008 CVBan, Comunidad Valenciana Business Angels Network, con el principal objetivo de acercar la fórmula de la inversión privada al máximo número de emprendedores y facilitar el acceso a proyectos interesantes a inversores potenciales.
Los Business Angels son particulares que aportan capital, conocimientos y experiencia de gestión, así como una amplia red de contactos, a empresas nuevas o en fase de crecimiento. En la actualidad esta asociación valenciana cuenta con 90 inversores, 76 proyectos, 123 participadas activas, y una inversión efectuada de 12,3 millones. Además, todavía tienen un potencial de negocio de 24,5 millones, y siguen trabajando para continuar creciendo.

El Mercado Alternativo Bursátil, por su parte, daba sus primeros pasos en 2006, y esta semana se anunciaba que Ibercom, operadora de telecomunicaciones para pymes, se convertía en la vigésima empresa que cotiza en el MAB. La finalidad del MAB consiste en ofrecer una alternativa paralela a otros mercados de cotización tanto a empresas como inversores. La peculiaridad de este mercado radica en el hecho de que se da entrada a empresas de una dimensión tan reducida que sería imposible su acceso a otros mercados de mayor envergadura y dimensión, siendo la capitalización media en estos momentos de unos 25 millones de euros, pero también se pueden encontrar compañías cotizando que capitalizan entre 9 y 10 millones de euros.

El Capital Riesgo, los Business Angels, el Mercado Alternativo Bursátil, y otras fuentes de financiación, como ayudas públicas e incentivos, o financiación bancaria, son algunas de las alternativas. Con el fin de servir de brújula a empresarios y emprendedores, CVBan, Broseta Abogados, Biconsulting y la FEBF se han unido para impartir un curso en abril que pretende servir de guía para conocer las especificaciones de cada opción y proporcionar información práctica sobre cómo acceder a ellas. Diferentes caminos, que requieren de una buena brújula y formación para recorrerlos y ascender por la ruta de la superación empresarial.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email