Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Diez formas en las que la Guerra de Ucrania cambiará el mundo.

Según The Economist, la guerra de Ucrania ha tenido y tendrá grandes efectos sobre la economía mundial. Analicemos su punto de vista al detalle.

La invasión de ucrania por Rusia el pasado 24 de febrero ha sido un momento de redefinición de los poderes políticos a escala mundial. La batalla por Ucrania no es una “guerra regional” más, representa la ruptura de las relaciones diplomáticas de Rusia con Occidente, con importantes repercusiones con respecto de Europa y el resto del mundo.

  1. La guerra de Ucrania supondrá una nueva división para Europa. La brutal invasión rusa supone destrozar la soberanía de Ucrania y evitar que este país se una a la OTAN o a la Unión Europea. Rusia quiere anexionar al menos una parte de Ucrania creando un colchón entre Europa y Rusia que incluye Bielorrusia y Kazajstán. La repudiación rusa del orden occidental basado en normas, supone un cambio para Europa y una nueva división en el continente europeo, tres décadas después de la caída del muro de Berlín.
  2. La violación rusa de la soberanía de Ucrania supone el final del orden post guerra fría. La primera mitad de la era post guerra fría estuvo caracterizada por la unipolaridad US. La crisis generada por Rusia fue frustrada económica y políticamente, siendo incapaz de resistir el unilateralismo americano, mientras China estaba en una etapa incipiente de su ascenso como potencia económica. Los pasados 15 años se caracterizaron por la recuperación de Rusia, el ascenso de China, una rivalidad creciente entre los países occidentales y la erosión de la hegemonía americana. La invasión rusa de Ucrania ha sido un pulso al poder norteamericano y a su rol como líder mundial, y sugiere que el mundo, hoy en día es mucho más inestable y peligroso.
  3. La guerra de Ucrania profundizará la alianza estratégica entre Rusia y china. El ostracismo político, económico y del sistema financiero al que se ha condenado a Rusia supondrá los cimientos de su alianza con China. Lo que comenzó, según The Economist, como un “matrimonio de conveniencia”, ha crecido a lo largo de la última década hasta suponer una alianza estratégica. Rusia comenzó su “giro al Este” en 2012, al concluir que no se consideraba su opinión en el Orden Europeo de Seguridad, y que su futuro económico residía en el Este. Esto ayudó a China en los campos de energía, aéreo, poder marítimo, inteligencia, militar y diplomacia exterior; a cambio, recibió financiación y tecnología. Para China, una alianza con Rusia le ofrecía seguridad en su frontera norte, recursos naturales y un enfoque autoritario compartido, así como una “actitud” con respecto del Este. En los juegos olímpicos de Beijing, antes de la invasión rusa de Ucrania, el presidente Xi Jinping y Vladimir Putin hicieron una declaración de intenciones al mostrar cómo su alianza podría “no conocer límites” y que sería “superior a las alianzas político-militares de la guerra fría.
  4. Las acciones de Rusia aceleran la bifurcación del mundo entre dos campos de juego hostiles y enfrentados. China y Occidente han competido durante numerosos años para establecer un liderazgo sectorial y tecnológico en el futuro, sentando las bases para una futura bifurcación. La pandemia del coronavirus ha reforzado esta tendencia, impulsando en mayor medida la regionalización y alejando la globalización. Generando esta ruptura decisiva con el Oeste, las acciones rusas impulsarán la división del mundo entre dos polos opuestos. Algunos países tomarán partido, mientras que otros intentarán mantener un pie en cada campo. Conforme pase el tiempo, este equilibrio bipolar resultará cada vez más difícil.
  5. Un foco renacido de seguridad europea constreñirá el giro de US con Asia (tilt to). Al tener que desviar recursos diplomáticos para superar la crisis europea en la frontera este, Estados Unidos ha visto paralizado su esfuerzo de compensar el reto de una China floreciente. EE.UU ha debido centrarse en contener un poder en declive (Rusia), cuando ellos querían ser devotos a la energía rusa es más económicamente confiado sobre China que sobre cualquier otra vía conteniendo la amenaza de un poder creciente (china), esto supone malas noticias para economías como Japón, Corea del Sur y Taiwán, que contaban con disponer de mayor protección desde EE.UU., y que, incluso, pueden estar ahora ansiosas por formar una “coalición de contrapartida” frente a China en la región de Asia Pacífico.
  6. La guerra de Ucrania acelerará una escalada armamentística. El final de la amenaza soviética supuso un “dividendo de paz” y una caída del gasto armamentístico a escala mundial. El rearme global ha dado un giro años atrás, con China expandiendo su arsenal nuclear y Rusia, EE.UU., UK, Francia, entre otros países, modernizando su arsenal armamentístico. El número de cabezas nucleares desplegadas está al alza, revirtiendo la tendencia desde 1991. Además de ello, el desarrollo y despliegue de los mayores líderes en defensa de misiles anti-balas y armas anti-satélites y misiles hipersónicos están aplicando percepciones de amenaza entre poderes competidores e impulsando la escala armamentística. Esta lucha no ha alcanzado todavía las dimensiones de la que tuvo Rusia con EE.UU. durante la guerra fría, y el gasto de EE.UU. es más de 2.5 veces el de China, pero se está acelerando. La guerra de ucrania generara la proliferación de más armas y un ciclo desestabilizador de escala de armas tit-for-tat.
  7. Alemania ha comenzado a jugar un rol más asertivo en la política de seguridad de la Unión Europea. Como líder en la política europea, Alemania proporcionara armas a Ucrania, invirtiendo 100 billones de euros en las fuerzas armadas alemanas, y aumentando el gasto en defensa hasta el 2% de su PIB, por encima del tanto tiempo ignorado límite de los miembros de la OTAN. El nuevo Canciller alemán, Olaf Scholz, ha explicado cómo la política exterior alemana ha cambiado para afrontar una defensa como punto de retorno, literalmente, un giro de timón. Habiendo estado previamente demasiado “blandos” con Rusia, ahora los alemanes quieren ofrecer una defensa activa más allá de una mera retención. Han descartado el gaseoducto Nord Stream 2, defendido previamente, ante la presión ejercida por EE.UU., y reducirán su dependencia energética de Rusia. La invasión de Ucrania ayudará a que Alemania se libere del bagaje de la Segunda Guerra Mundial, permitiéndole ejercer un rol más protagonista en la definición de la defensa exterior de Europa, así como en la definición de sus prioridades de política exterior y de seguridad. Esto supondrá un cambio en el equilibrio de poderes europeos.
  8. Europa será forzada a decidir su papel en el nuevo orden mundial. Laguerra de Ucrania es una llamada de atención para Europa, confirmando que, en lugar de EE.UU. o Rusia, hace falta tener una influencia propia sobre lo que sucede en su propio continente. EE.UU. sigue siendo la principal fuerza dominante en la OTAN, pero el resto de países también tienen mucho que decir, en los próximos años puede haber una fuerza de consenso capitaneada por Francia y Alemania, que están impulsando la defensa de sus propios intereses. La invasión de Ucrania ha supuesto una muestra de unidad sin precedentes de la fuerza de la OTAN, pero todavía hay signos de que esta unidad podría deshilachar con el tiempo los intereses nacionales y regionales al frente de nuevo. Los enfoques divergentes transatlánticos para gestionar las exportaciones energéticas rusas son un indicador temprano de que las divisiones transatlánticas continuarán.
  9. El reto para la democracia global será más pronunciado. La invasión de Ucrania profundizará la división del mundo entre ámbitos autoritarios y democráticos. La invasión de Ucrania supone otro momento clave para el auge del autoritarismo en Rusia, tal y como se establece en el Índice Anual de Democracia de la EIU. La decisión, en 2012 de Mr. Putin, entonces Primer Ministro ruso, de volver a presentarse a la presidencia, habiendo cumplido dos mandatos entre 2000 y 2008, supuso un paso decisivo en el avance de este país hacia el autoritarismo. Mr Putin, desde entonces ha presidido el país aumentando la corrupción, la erosión de la libertad de expresión, y la represión de las protestas políticas, todo ello ha supuesto una vulneración de los valores democráticos. De forma similar, China ha sido cada vez un régimen más autoritario bajo el mandato de Mr Xi. La cristalización de la alianza chino-rusa, impulsando el autoritarismo frente a Occidente, supone una batalla frente a la democracia, incluso más importante durante las próximas décadas. El Índice de Democracia 2021, por tipología de régimen político, cubre 167 países, excluyendo solo los microestados.
  10. La guerra de Ucrania supondrá envalentonar a los radicales e inflamar conflictos bélicos ya existentes. Los poderes regionales con irredentos, ambiciones expansionistas y revanchistas tales como Azerbaiyán (Nagorny Karabakh) China (Taiwán) y Turquía (Este Mediterráneo) vigilando cuidadosamente lo que sucede en Ucrania. La reacción global occidental frente a la invasión rusa está siendo analizada para potenciales réplicas de los movimientos rusos adaptándolos a sus propias fuerzas. Aunque no repliquen la actuación rusa, la invasión de Ucrania ha supuesto en el corto plazo una gran fuerza desestabilizadora en el resto de conflictos.

Mas allá de los recortes en los mercados financieros, la escalada de precios de los combustibles y los problemas de abastecimiento de productos básicos, la invasión de Ucrania ha supuesto una ruptura en la Unión Europea, reforzando el rol de liderazgo alemán, rompiendo el orden post guerra fría e impulsando la alianza China-Rusia frente a Occidente. La Unión Europea, con su escalada armamentística, deberá mostrar su papel ante un mundo fragmentando con los valores democráticos puestos en tela de juicio.

De hecho, la invasión de Ucrania ha supuesto un terremoto en las relaciones políticas internacionales reforzando los movimientos radicales e inflamando conflictos bélicos previos.

Isabel Giménez Zuriaga

Directora General

Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros

Boletin Junio 325

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email