Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dirección empresarial de cine

Hoy en día, más que nunca, se hace patente la necesidad de trabajar en equipo para hacer frente a las dificultades. Como decía Zig Ziglar, conferencista y motivador: “Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos”. Así, una empresa no alcanza el éxito con el trabajo de una sola persona, sino con el esfuerzo de todos sus trabajadores. En ocasiones, estas lecciones básicas no son fáciles de aplicar, y es necesaria una formación especializada. Ahora que estamos en verano, y es posible tener un poco más de tiempo libre, esas enseñanzas se pueden afianzar a través de lecturas útiles y, por qué no, viendo películas.

En la obra, “Equipos de Cine. Películas que enseñan a trabajar en equipo” de José Miguel Muñoz Pérez, recientemente presentada en la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros, encontramos la simbiosis perfecta del binomio de conocimiento que se transmite a través del análisis que ofrece un libro y las enseñanzas ocultas en los largometrajes.

No es difícil encontrar paralelismos en las dificultades que vivieron los astronautas del film ‘Apolo XIII’, con experiencias de éxito para afrontar una crisis como la presente. De aquella misión y su tripulación, se encuentran las claves de cómo es un equipo eficiente. El compromiso, la confianza o la pasión en lo que uno hace, resultan fundamentales, pero también valores como la comunicación, la capacidad de esfuerzo, la generosidad, la innovación, la capacidad crítica, la proactividad, y el aprendizaje continuo. Unas características que cada uno debe poner en práctica por sí mismo, pero que a la vez requieren de una organización que oriente los buenos propósitos a una misión, unos objetivos concretos y unos resultados. Cada trabajador, debe tener claros sus roles, y los procedimientos y procesos a seguir.

Cambiando de género, y poniendo los ojos en los más pequeños, ya que de ellos también se puede aprender mucho. Centramos la mirada en una película infantil, ‘Cars’, de la que se trasluce que la estrella necesita al equipo, y que su rendimiento depende de la labor del resto. Por ello, es necesario implantar en las organizaciones una cultura de equipo. En este film, el valiente Rayo McQueen, un coche de carreras novato y apasionado, comprenderá, gracias al resto de personajes, que hay cosas más importantes que conseguir premios y fama momentánea. Esta es una película para todas las edades, de la que los mayores también podrán cultivarse en enseñanzas útiles para su trabajo diario.

En otras películas, como ‘Los Chicos del coro’, aprenderemos la importancia de un buen liderazgo. No obstante, no es suficiente con la proyección de los films, resulta esencial su posterior análisis y asimilación de conceptos. En la obra de José Miguel Muñoz, encontraremos este valor añadido. Y es que, entretenimiento y aprendizaje no están reñidos. Aprendamos a crear equipos de cine que superen las dificultades presentes y futuras.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email