Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El Coaching

Aunque suene ruda su pronunciación, el coaching, es un sistema de gestión sencillo de aplicar y brinda beneficios ventajosos a cualquier empresa que lo quiera aplicar para lograr el liderazgo dentro de su campo de actuación. Coaching viene de la palabra francesa, Coach, que significa carruaje, «vehículo para transportar personas de un sitio a otro». Hoy en día Coach es la persona que guía y te lleva de un lugar a otro para alcanzar los objetivos fijados.

Hasta hace bien poco el Coaching, era una disciplina prácticamente desconocida y poco implantada en las empresas españolas. Se interpretaba de forma confusa como una adaptación del entrenamiento deportivo al ámbito empresarial, como una nueva moda del management, un nuevo tipo de consultoría etc. En este sentido, hay que entenderlo como una estrategia de formación que utilizan numerosas empresas para proporcionar a sus directivos un lugar seguro donde aprender, escuchar y plantear sus dudas.

El éxito de una empresa se centra en las habilidades que posean sus trabajadores para desarrollar una estrategia innovadora, y de la capacidad de sus directivos para que intenten conseguir un liderazgo eficaz. Sin embargo, son muchas las empresas que no consiguen el éxito deseado porque no cuentan con directivos que conozcan todas las respuestas y sean capaces de gestionar eficazmente a su capital humano.

La clave de la eficacia profesional de un equipo directivo se basa en que sean conscientes de los puntos fuertes de la empresa y de sus áreas de mejora. Es aquí donde aparece esta nueva tendencia de recursos humanos conocida con el nombre de coaching, basado, fundamentalmente, en la importancia que tiene en este modelo la figura del coach o entrenador, que no es más que el líder que se preocupa por planear el crecimiento personal y profesional de cada una de las personas del equipo y del suyo propio.
Hoy en día, debido al ritmo actual de actividad de una empresa, es necesario que los directores obtengan resultados de manera más continua y eficaz de sus equipos de trabajo, y esto ya no se consigue mediante la forma tradicional, es decir controlándolo todo y dando instrucciones. Los trabajadores tienen otras aspiraciones entre las que se encuentra la satisfacción en el trabajo de manera que los directores tienen que hacer un esfuerzo para que el trabajo sea más gratificante y por lo tanto que se sientan realizados, para ello éstos tienen que estar profundamente convencidos de que las personas pueden conseguir todo lo que creen que es alcanzable y reforzar esa convicción.
La función primordial del Coach es ayudar al cliente o trabajador, al que se conoce como Coachee a que amplíe su visión del mismo y sea capaz de observar la realidad de diferentes formas. Sólo disponiendo de un abanico amplio de posibilidades, podrá desarrollar nuevas estrategias y nuevas formas de comunicación y conductas, que hasta ahora nunca se le habrían ocurrido.
Según Ian Fleming y Allan J.D. Taylor, al margen de las habilidades propias de un buen coach, imprescindibles para su ejercicio profesional, como pueden ser la sintonía u armonía, rapport con el cliente, feedback, la escucha activa, la observación entre otras tantas, el Coaching puede definirse observando las siguientes variables:
 Competency (Competencia) es decir que es necesario reconocer las competencias, habilidades y fortalezas del cliente o del trabajador
 Outcomes (Resultados) Conocer y comprobar los objetivos/resultados que busca el cliente
 Action (Acción) Establecer las tácticas o acciones que se llevarán a cabo (por parte del Cliente o trabajador)
 CHecking (Control) Dar feedback y seguimiento al cliente.
Los principales beneficios que proporciona el Coaching son: descubrir y entender quién eres; identificar y clarificar qué es lo que deseas; crear y desarrollar estrategias que te ayuden a conseguir tus objetivos; y mantener la motivación y vinculación con los objetivos de la empresa.

El coaching proporciona numerosas ventajas para toda organización, fundamentalmente para cualquier directivo, ya que le permite desarrollar su capacidad de liderazgo, mejorando las relaciones con los clientes internos, tendrá mayor capacidad para cubrir puestos vacantes y además, modificará sus actitudes o aumentará sus capacidades de planificación.

Para ello, hoy en día es cada vez más importante la existencia de la figura del coach que proporciona ayuda al directivo para cambiar su estilo de liderazgo, cuestionando en muchas ocasiones asuntos, a veces delicados, de su papel como líder. Los directivos deben saber que los dos elementos clave del éxito de un programa de coaching son la comunicación y la confidencialidad y que los resultados del mismo puede proporcionarles el valor añadido para convertir a su empresa en líder en su sector.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email