Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Emprendimiento Social

Cooperativas, sociedades laborales, mutualidades y asociaciones son alternativas de emprendimiento social. En un mundo en el que el acceso al mercado laboral puede parecer complejo, el emprendimiento se constituye como una alternativa. La figura del emprendedor es cada vez es más valorada, sin embargo, se les exige más. Integrar las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas, el respeto de los derechos humanos, y las preocupaciones de los consumidores en la propia estrategia y operaciones empresariales puede constituir un elemento diferenciador y de éxito.
Las posibilidades y sinergias de las interrelaciones entre el emprendimiento y la responsabilidad social en el marco de la economía social son múltiples, cada cual deberá encontrar su nicho de mercado, dando respuestas rentables a situaciones sociales del entorno. La propia Unión Europea apuesta por el emprendimiento social y responsable y propone un plan de acción que pretende mejorar el acceso a la financiación de estas entidades, mejorar su visibilidad y el entorno jurídico. Aunque la investigación todavía es escasa, parece que se está conformando una conciencia colectiva de lo importante de estos movimientos para buscar una vía de futuro.
Determinar cuáles son las buenas prácticas y los modelos reproducibles, crear una base de datos pública de las etiquetas y certificaciones aplicables a las empresas sociales en Europa, promover mediante los Fondos Estructurales el aprendizaje mutuo y el reforzamiento de las competencias de las administraciones nacionales y regionales, crear una plataforma electrónica de información e intercambio dirigida a empresarios sociales, viveros, e inversores sociales son algunas de las acciones que propone la Comisión Europea para reforzar las capacidades de gestión, la profesionalización y la integración en redes de los emprendedores sociales. Así se refleja en uno de los capítulos del libro “Los emprendedores y la Recuperación Económica: cómo desarrollar y financiar más proyectos empresariales con éxito”, editado por la FEBF con la colaboración de los principales expertos en la materia. Innovación, conocimiento y formación deberán ir de la mano del emprendimiento social. De ahí, su difusión en el ámbito universitario. Por ello, el 12 de febrero la FEBF ha organizado en la Universidad Politécnica de Valencia, una jornada divulgativa en la que se presentará el libro y se mostrarán casos de éxito en este ámbito.
Aunque todavía no es una figura muy conocida, se quiere poner en valor el modelo del emprendedor social como salida laboral para los egresados, y también como elemento de innovación educativa, lo que abre nuevas posibilidades de transferencia de conocimiento, según señala en sus conclusiones Gabriel García Martínez, Director Académico en Cátedra BANCAJA Jóvenes Emprendedores UPV, y unos de los autores del libro “Los emprendedores y la recuperación económica”.
En todo caso, habrá que tener en cuenta que el emprendedor social es un empresario que crea un negocio por vocación para cubrir unas necesidades sociales, y que tendrá que prestar atención a la viabilidad de la empresa para garantizar la continuidad del negocio.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email