Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En pocas manos

EN POCAS MANOS

Ya sea en Euros, Dólares, Yens o cualquiera de las divisas existentes, las grandes fortunas existen y es inevitable, que todos aquellos que no gozamos de ellas, nos cuestionemos: ¿qué es lo que hacen estos afortunados con esas grandes fortunas?

Pues hasta ahora, la banca privada era una de sus mejores opciones de inversión, pero ya se les está quedando pequeña, este modelo de banca sólo se dedica a gestionar parte de su capital familiar, concretamente, gestionan aquel que está directamente relacionado con las inversiones financieras. Desde hace poco tiempo las grandes fortunas están modificando la forma de dirigir sus inversiones, lo más “in” del momento, son los Family Offices, que se encargan de gestionar absolutamente todo su patrimonio.

Un Family Ofice, por definición, es una oficina que lleva íntegramente el patrimonio de una familia, las inversiones financieras, las inmobiliarias y empresariales, la fiscalidad, la sucesión, la planificación global etc…Ahora bien, constituir una oficina de estas dimensiones no es tarea sencilla, es necesario contar con un grupo de expertos en cada una de las materias a tratar: un experto en cuestiones fiscales, un gestor de inversiones, lo que sustituiría la labor de la banca privada, un contable, y un responsable global, alguien de reconocido prestigio que supervise todas las operaciones y además sea la persona de confianza de la familia.

Inicialmente las Familiy Offices fueron creadas para la gestión del patrimonio de una única familia, y habitualmente es, también, la misma familia la que toma la decisión de crearla. Pero tras el “boom” que han provocado en los últimos años, algunos profesionales de banca privada, han visto una oportunidad de negocio, y se han establecido por su cuenta llevándose a dos o tres grupos familiares y creando lo que se conoce como Multyfamily Offices, que operan de igual modo, pero destinados a patrimonios un poco mas modestos.

En España, los Family Offices más conocidos son la familia Koplowitz (Omega), familia Ortega (Ponte Gadea), familia Del Pino (Pactio) o familia Abelló (Torreal), aunque hay otros muchos de familias menos conocidas o menos acaudaladas.

¿Dónde invierten?

Lo que persiguen estas familias es la conservación global del capital y su distribución a cada uno de los miembros de la familia. Éste objetivo común hace que todas ellas tengan una orientación muy a largo plazo, lo cual los sitúa en una posición idónea para invertir en capital riesgo en cualquiera de sus formas.

De igual modo muchos de los grandes propietarios de empresas se retiran, y se encuentran con dificultades para hallar sucesores que dirijan sus negocios, en estos casos, optan por vender sus empresas generando recursos líquidos que las Family Oficces pueden invertir. Estos son algunos de los motivos por los cuales dirigen sus inversiones hacia estos modelos financieros.

Los estudios realizados por la Asociación Europea de Capital Riesgo (EVCA), revelan que actualmente en Europa el porcentaje que designan estas Family Offices a inversiones en capital riesgo ronda el 12%, lo que las convierte en parte importante y representativa dentro de los inversores en capital riesgo y es más, se prevé que esta tendencia siga en aumento durante los próximos años.

Son pocos los estudios que se han realizado a cerca de las Family Oficces y además la base de estudio de los mismos también es diferente, tendencias, importancia, tamaño… Lo que si han conseguido determinar estos estudios es la gran diversificación existente y escasa homogeneidad, agravada por la confidencialidad y secretismo de las familias adineradas, que ha derivado en un amplio abanico de prácticas entre Family Offices y escasas pautas o estrategias colectivas.

Las estrategias de inversión y la tolerancia al riesgo de estas oficinas dependen del origen de los fondos y del grado en que los recursos siguen o no ligados a los negocios de familia. Además cuanto mas veterana es la familia más amplio tiende a ser el espectro de difusión de su patrimonio.

En estos momentos, nos encontramos frente a un fenómeno poco conocido, que crece a pasos agigantados y dispuesto entre pocas manos, pero que a su vez tiene un peso muy importante dentro del mundo de las finanzas. Este es un negocio relativamente nuevo y que poco a poco va adaptándose a las necesidades de sus usuarios, así que igual en un futuro se convierte en un modelo más accesible y en “muchas más manos”.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email