Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Escuchar para asesorar

La rápida y compleja evolución, no sólo del sector financiero sino de todo el entorno económico, acompañado del enorme desajuste producido en el Sistema Financiero mundial ha derivado en la absoluta necesidad de poner orden en el desarrollo del Asesoramiento Financiero. La Directiva Europea sobre Mercados de Instrumentos Financieros, conocida como MiFID, está ayudando en gran medida. Entre las principales novedades de esta Directiva se incluye la regulación del asesoramiento financiero: “entendiéndose por tal la prestación de recomendaciones personalizadas a un cliente, sea a petición de éste o por iniciativa de la empresa de servicios de inversión”. Así como “el asesoramiento a empresas sobre estructura de capital, estrategia industrial y cuestiones afines, así como el asesoramiento y demás servicios en relación con fusiones y adquisiciones de empresas”, además de “la elaboración de informes de inversiones y análisis financieros u otras formas de recomendación general relativa a las operaciones sobre instrumentos financieros”.

Los requisitos que deben cumplir los asesores financieros, que pueden ser personas físicas o jurídicas, se pueden agrupar en tres grandes grupos: requisitos Financieros, de honorabilidad relativa a la exigencia sobre conocimientos y experiencia y de Incompatibilidad relativo al ejercido de sus funciones sobre todo en el caso de los agentes.

En este sentido, la Formación resulta un elemento clave. En los últimos años, diversas iniciativas privadas han creado títulos avalados a nivel internacional, que ofrecen una formación específica en aquella materia basada en unos estándares de calidad, que permiten dotar al profesional de los conocimientos adecuados para desarrollar la actividad, optimizar las relaciones con los clientes; en su doble faceta de gestión patrimonial, y mejora de la calidad y rentabilidad de los productos y servicios ofrecidos.

Conscientes de estas necesidades en el sector, la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros- FEBF- imparte desde hace ocho años el Programa de Asesoramiento Financiero, preparatorio para el examen EFA (European Financial Advisor) acreditado por EFPA, Asociación Europea de Profesionales del Asesoramiento y Planificación Financiero-Patrimonial.

El futuro pasa por un desarrollo del asesoramiento independiente, pieza clave y objeto de debate de todos los foros financieros. Un asesoramiento independiente supone un nivel de compromiso y calidad a la hora de prestar servicios financieros y ofrecer un asesoramiento personalizado adaptado al perfil de cada uno de nuestros clientes y perfectamente diferenciado de la colocación masiva de productos.

Si una cosa nos ha enseñado esta crisis es que nunca hay que dar nada por supuesto, sobre todo en materia de riesgos. Saber escuchar y comprender qué es lo que realmente quieren nuestros clientes, nos llevará en un tipo de asesoramiento personalizado, multidisciplinar y proactivo.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email