Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Formación: Un valor al alza

Formación: Un valor al alza

En un momento en el que el Mercado de Valores es cada día más volátil, circula un elevadísimo nivel de información, los productos financieros son cada vez más y más complejos, los rumores sobre compañías son cada vez más cercanos, y parece que ya no existen fórmulas para casi nada, la Formación sigue siendo un valor al alza.

Cuando hace ya una década, los Masters y títulos de postgrado parecían la panacea y la solución a todos los contratos basura y las Empresas de Trabajo Temporal, los universitarios mas aventajados se decidían por utilizar esta alternativa como complemento y valor añadido a sus carreras universitarias.

Cierto es, que desde entonces ha llovido mucho, pero a pesar de la coyuntura variable y dinámica en la que nos encontramos (con presencia de la globalización en todos los procesos empresariales o China como fábrica del mundo), parece que una forma eficiente de poder hacer frente a estos “obstáculos”, es la Formación y la Información. Todas estas circunstancias, no son otra cosa, al fin y al cabo, que parte de una situación de crecimiento y evolución a la que el entorno esta sometida.

En un mercado como el actual: competitivo, ágil, sofisticado y eficiente, la formación de los recursos humanos es uno de los factores competitivos más importantes, que contribuyen a la consolidación de una economía desarrollada y a un crecimiento sostenible.

Es importante adoptar una estrategia que englobe todos los niveles de la educación formal generando incentivos de mercado, y tratando de ajustar la formación a las necesidades reales de las empresas y de los individuos.

¿Cómo debe ser esa formación?. Por ejemplo, y dado que estamos hablando del sector financiero, ¿cuáles serían las características que podrían definir actualmente a un profesional de las finanzas?.

En primer lugar, nos enfrentamos al dilema de la Especialización. La creciente complejidad de los productos englobados en la innovación financiera, requiere un grado de especialización notable, comprender y analizar lo que está sucediendo en los Mercados, no es fácil. El Master Bursátil y Financiero, homologado por el IEAF es la única actividad formativa de posgrado de la Comunidad Valenciana que ofrece una visión global del sector financiero, al tiempo que un estudio en profundidad de las operaciones, mercados, servicios e instituciones que lo integran, convirtiéndose en el único Master en nuestra Comunidad que prepara para la obtención del Nivel Foundation del Titulo CIIA (Certified Internacional Investment Analyst o Titulo Analista Financiero Internacional). El master tiene una duración de 500 horas lectivas, estructuradas a partir de doce áreas de estudio (fundamentos de los mercados financieros, informática financiera, operaciones y mercados de renta fija, finanzas empíricas, mercados derivados, análisis económico-financiero de empresas, análisis técnico, regulación del mercado de valores, coyuntura económica, coyuntura bursátil, fiscalidad financiera, finanzas aplicadas y gestión de carteras). Todo ello, se completa con la oportunidad de realizar prácticas profesionales con nuestro amplio colectivo de colaboradores. Como novedad, y precisamente porque la Formación sigue siendo un valor al alza, dos entidades de gran peso en la Comunitat Valenciana, como son la Fundación Bancaja y el Instituto Valenciano de Finanzas, han decidido apoyar y fomentar la formación financiera otorgando 2 becas, que cubrirán el 100% del importe de la matrícula del Master de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros a los 2 alumnos más brillantes y aventajados de esta promoción, que comenzará a mediados del mes de octubre.

Además de esta formación de posgrado que garantiza una especialización, otra de las principales características que se exige a un buen profesional de las finanzas es su capacidad de adaptación al cambio, la capacidad de pensar, analizar y elegir. Hay dos aspectos complementarios a destacar: el primero de ellos se refiere a la importancia de las habilidades tanto personales como comerciales. En ocasiones, nos olvidamos de que los mercados financieros, además de instituciones, donde se contratan instrumentos financieros, son el resultado de una oferta y una demanda de clientes – inversores. Es decir, conocer las necesidades de dichos usuarios, y ser capaz de darles cumplida respuesta, es el campo de batalla de hoy en día, y el futuro de los participantes.

El segundo se refiere a la comprensión y capacidad de gestión de los riesgos financieros, ya que en los últimos años ha aumentado sustancialmente la lista de entidades, tanto financieras como no financieras, que han sufrido pérdidas importantes por haber asumido un excesivo riesgo, muchas veces sin tener conocimiento de ello, en sus posiciones en los mercados financieros. Tanto en la operativa por cuenta propia, como por cuenta ajena, una buena comprensión de los riesgos asumidos y de las técnicas de medición, control y cobertura de dichos riesgos, son en la actualidad requisitos indispensables para el desarrollo profesional en el área de las finanzas.

Hay que resaltar que las economías con mayor dinamismo, se caracterizan por la atracción de recursos humanos altamente especializados, existiendo un alto nivel profesional y académico, y gran cantidad de profesionales, capacitados tanto en el área bancaria-financiera, con amplio conocimiento en finanzas empresariales, transacciones internacionales, así como en el campo legal y fiscal, pudiendo darse una fuga de talentos hacia estas zonas.

Desde el punto de vista de crecimiento económico, tan importante es la captación y creación de un capital humano cualificado, como su posterior retención para crear riqueza en una Comunidad. Es por ello que los Master no son ninguna panacea pero la Formación sigue siendo un Valor al Alza.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email