Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Iberclear y realidad virtual

Hace unos días asistí a una conferencia sobre la futura Ley Financiera, en la que se mostraba la satisfacción general, por regularse la integración de los sistemas de compensación, liquidación y registro, mediante una sociedad de nueva creación denominada IBERCLEAR, lo que hasta hace unos pocos años era casi una utopía. Sorprendentemente, al día siguiente mi compañero me comentó que existía una página Web sobre IBERCLEAR, ¿cómo era posible, si únicamente es un «anteproyecto de ley» y se habla de «nueva creación?. No se si la duda se debe únicamente a mi falta de experiencia en esta materia, o si alguien mas, por el contrario se hizo la misma pregunta. En todo caso, ¿por qué no escribir sobre la realidad de IBERCLEAR?

Para ello, y como siempre, por su influencia hoy en día casi inmediata, es importante comenzar con una visión desde Europa. Ya que la consolidación de estos mercados entre otras razones, impulsada por la llegada del euro, estaba teniendo lugar también en las infraestructuras para la compensación, liquidación y registro, que tienen un papel fundamental e imprescindible en el mercado financiero actual. Baste citar que dichos sistemas son los mecanismos empleados en los mercados de valores para que los contratantes paguen el precio acordado o entreguen los valores vendidos (compensación y liquidación), sin olvidar la función de anotar la propiedad de los valores en el registro.

En definitiva, así como la consolidación de las bolsas de valores estaba avanzando en Europa con éxitos («Euronext») y fracasos («iX»), de igual forma las entidades encargadas de gestionar los sistemas de compensación, liquidación y registro están en pleno proceso de integración. Ejemplo de ello es el caso de Francia, Bélgica y Holanda, que al hilo de la integración de sus respectivas bolsas de valores en «Euronext», han alcanzado acuerdos con «Euroclear», resultando la compañía «Clearstream International».

Sin embargo en España nos encontrábamos con la existencia de varias plataformas técnicas de compensación y liquidación de valores domésticos, gestionados por distintos Depositarios Centrales de Valores (Servicio de Compensación y Liquidación de Valores – SCLV- y Banco de España para valores de ámbito nacional). Lo que además de perjudicar la posición negociadora de los gestores de los sistemas con sus vecinos europeos, podía llevar a un menor peso de los mercados de valores españoles, ya que la existencia de tres sistemas totalmente diferentes para gestionar valores de características claramente similares (Renta Fija Privada y Deuda Pública), comportaba evidentes ineficiencias para las entidades financieras. La necesidad de conocer y adaptar los procesos informáticos y organizativos internos del «back office» de las entidades representaba una carga adicional para las mismas.

El primer paso del proyecto integrador de los sistemas de registro y compensación y liquidación de valores en España, ha sido posible gracias a la voluntad de todas las partes implicadas: al Servicio de Compensación y Liquidación de valores S.A (SCLV, que es el depositario central de valores español, para valores representados mediante anotaciones en cuenta y negociados en las Bolsas de Valores españoles), el Banco de España como gestor de la Central de Anotaciones de la Deuda Española (CADE, que es la plataforma técnica que proporciona soporte a las actividades de registro y liquidación de valores negociados en el Mercado de Deuda Pública Anotadas), Mercado de Renta Fija, SA (AIAF, como Sociedad Rectora de este mercado, y que recientemente ha cedido junto con MEFF y SENAFF, la contratación de la renta fija y derivados al «Holding de Mercados Financieros S.A») y las entidades financieras participantes en el mismo, así como por el apoyo recibido tanto de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera como de la CNMV. Todos ellos han puesto en marcha un sistema de integración que comenzó en junio del 2000 con la creación de una sociedad denominada «Promotora para la sociedad de Gestión de los Sistemas Españoles de Liquidación S.A», cuyo nombre comercial es IBERCLEAR. Con el objetivo de unificar, en una misma entidad la gestión de los sistemas de registro, compensación, y liquidación a cargo del SCLV y el sistema CADE.

Esta sociedad se constituyó oficialmente el 7 de junio de 2000, siendo el 55% de su capital de propiedad del SCLV y el 45% restante del Banco de España. La promotora tiene como finalidad el estudio, preparación y promoción de los cambios legales organizativos y técnicos precisos para unificar los sistemas de Compensación y Liquidación de España por cuenta del Banco de España y el Servicio de Compensación y Liquidación de Valores S.A, de modo que su gestión pase a corresponder a una única entidad nueva.
Así desde el 9 de julio de 2001, todos los valores denominados en euros y admitidos a negociación en AIAF, fueron incorporados a la Plataforma Técnica que gestiona la Central de Anotaciones del Mercado de Deuda Pública -CADE-. La incorporación de estos valores, que representan alrededor del 80% de la contratación de AIAF, supone de hecho, la unificación en una misma plataforma técnica de los procesos de registros y liquidación de valores de renta fija, denominados en euros, negociables en los dos mercados, anteriormente citados
.
IBERCLEAR, con el acuerdo del Banco de España y del SCLV, ha decidido emplear la plataforma técnica del CADE, por ser la más avanzada, para registrar y liquidar los valores de renta fija negociados en los tres Mercados citados anteriormente.
A partir de ahora, los valores denominados en euros negociados en AIAF han quedado igualados en tratamiento y funcionalidades a los emitidos por el Tesoro Español, es decir, las operaciones realizadas en el mercado sobre dichos valores podrán ser liquidadas operación a operación (por brutos) y en tiempo real, incluso en el mismo día de su negociación (liquidación en D+O), y se incrementa su agilidad como garantía de las operaciones de crédito en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (financiacion intradía mediante operaciones de compraventa, facilidades marginales de crédito y operaciones de política monetaria).
.
Asimismo, la utilización de una única plataforma técnica simplifica los procedimientos de registro y liquidación de las transacciones a todas las entidades participantes en los mercados de renta fija españoles, especialmente aquellos que operen tanto en el Mercado de Deuda Pública Anotada como AIAF.
Además IBERCLEAR, está en contacto con sus homólogos europeos, en la Asociación de Depositarios Centrales de Valores (ECSDA) y ha aportado sus propuestas respecto a las modificaciones legales necesarias de la Ley 24/88 del Mercado de Valores.

Concluyendo pues el estudio de esta fase preparatoria, y teniendo en cuenta el relativo retraso con el que España ha abordado el proceso de integración, ya culminado en el resto de los países de nuestro entorno, se ha optado por un solución bastante práctica para terminar el proyecto con la constitución de IBERCLEAR «Sociedad de Gestión de los sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de valores», tal y como contempla el Anteproyecto de Ley Financiera.

Por último, y respecto a lo regulado en el Anteproyecto, se prevé la creación de una nueva Sociedad Anónima, denominada «IBERCLEAR», que tiene por objeto configurar una entidad única para gestionar los sistemas de registro, compensación y liquidación de los mercados bursátiles y de Deuda Pública. De acuerdo con esta finalidad, sus funciones serán pues, llevar los registros contables (valores representados por medio de anotaciones en cuenta admitidos a negociación en un mercado secundario oficial, Mercado de Deuda Pública en anotaciones y valores admitidos a negociación en otros mercados secundarios oficiales, cuando sus órganos rectores lo soliciten), establecer el régimen de garantías de la compensación y liquidación que deberán prestar las sociedades participantes, y por último, la obligación de informar al Ministerio de Economía y Hacienda y al Banco de España.

Como conclusión, decir que el objetivo final de todo este proceso de integración de los valores europeos es la racionalización de las infraestructuras de los procesos de «post contratación», que son los requeridos para liberar al comprador y vendedor de las respectivas obligaciones contraídas en la negociación, y que puede producir, sin duda, una reducción de costes, y un aumento de la eficiencia del mercado de valores europeo. Sin embargo, no podemos acabar el artículo sin dar respuesta a la cuestión que casi como un acertijo planteábamos al inicio, ¿Existe IBERCLEAR?. Como sociedad promotora, parece que si, ¿Habrá una SA de nueva creación denominada IBERCLEAR?, en caso de aprobación de este Anteproyecto, la respuesta también es afirmativa. IBERCLEAR es casi, casi, como un juego de realidad virtual.

Margarita Pampliega García
Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email