Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Kit formativo para supervivencia

La crisis se ha vuelto un tema recurrente en la calle, en los cafés, en las celebraciones familiares e incluso en las propias aulas. Los menores de ahora ya no preguntan a sus padres de dónde vienen los niños, o qué es una consola o cualquier otro nuevo artilugio tecnológico, normalmente tienen información de sobra para resolver estas dudas y están más al día de los últimos avances técnicos que muchos adultos. Sin embargo, la situación actual y el pesar generalizado ha despertado en ellos muchos otros interrogantes sobre el funcionamiento de la bolsa, los recortes presupuestarios o la recesión económica que, en ocasiones ni los profesores, ni los propios padres saben resolver o tienen dificultades para hacerlo con claridad. En este contexto se ponen de manifiesto las carencias formativas en temas financieros, al tiempo que se intensifican los esfuerzos para solucionar estos problemas, por lo que es importante que la ciudadanía disponga de ‘Kits de supervivencia financiera’ que les den unas pautas para actuar y administrar sus economías, ya sean jóvenes, asalariados, parados, empresarios, directivos o jubilados.

Diferentes estudios constatan las dificultades que tienen gran parte de los ciudadanos en gestionar su situación financiera y evaluar los riesgos que están asumiendo. El éxito que han tenido programas televisivos como ‘Ajuste de Cuentas’ es una muestra de ello. Anteriormente también se emitieron otros espacios como ‘PVP’ en Canal 9 o ‘A quin preu?’ en Punt 2, que trataban de despertar una actitud analista en el consumidor. Y es que, la gestión presupuestaria no es un tema fácil, hay que disponer de una formación mínima en finanzas y saber analizar algunos datos económicos esenciales.

Las investigaciones resaltan una falta de planificación bastante generalizada entre los ciudadanos y una dificultad en plasmar los conocimientos que se tienen, lo que conlleva una sobrevaloración del saber en conceptos básicos como inflación, diversificación del riesgo o interés compuesto. Dominar los vocablos es un primer paso para afrontar la complejidad económica. Para ello, existen diferentes diccionarios especializados o páginas web como la www.finanzasparatodos.es, promovida por la CNMV y el Banco de España, dentro de su Plan de Educación Financiera 2008-2012, que pretende ser una infraestructura de compilación y distribución de la información para afrontar el nuevo contexto financiero con suficiente confianza y estabilidad. A nivel local, la FEBF también dispone de un espacio en el Canal Bussi de la EMT de Valencia donde emite un glosario de términos financieros denominado “Economía Fácil” con el fin de acercar la cultura financiera a todos los públicos, ya que la educación financiera es una herramienta básica para promover el necesario crecimiento económico de un país.

Esta educación financiera debe ser continua y estar presente en todas las etapas del ciclo de vida de una sociedad. Ya desde pequeños hay que acostumbrar a los niños a ser conscientes de sus pequeñas decisiones económicas, enseñarles qué es el ahorro y ayudarles a planificar sus gastos. En esta etapa se predica con el ejemplo, por lo que es conveniente que vean que a veces hay que esperar para poder adquirir lo que se quiere. El Kit de surpervivencia financiera en esta temprana etapa se basaría en aprender a administrar la paga, mostrándoles que pueden comprar un producto anhelado con su propio dinero. Ahondando en este conocimiento a tan corta edad, en la Comunitat Valenciana los alumnos de 3º y 4º de ESO podrán elegir una nueva asignatura “Empresa e iniciativa emprendedora”, en este módulo se pretende acercar a los escolares al conocimiento de los tipos de empresas, enseñarles a diseñar catálogos de productos, y mostrarles simulaciones de solicitudes de préstamos –operación financiera habitual en la etapa adulta.

Con algunos años más, surgen otras necesidades formativas. Cuando uno da sus primeros pasos en el mundo laboral se gana independencia financiera pero también aparecen nuevas necesidades y responsabilidades: hay que entender los distintos conceptos que integran las nóminas, abrir una cuenta bancaria, emanciparse, llevar a cabo proyectos a través del ahorro y la inversión, etc. Más adelante, se querrá comprar un coche, compartir las finanzas con una pareja, adquirir una vivienda,… Todo ello, genera dudas, que cada uno va resolviendo a su manera. Ahora, a través del portal ‘finanzasparatodos’ se ofrecen diferentes pautas para afrontar y comprender los diferentes retos económicos que van surgiendo en cada momento de la vida. En este espacio web también se pueden encontrar kits de supervivencia para gestionar las relaciones bancarias, utilizar las tarjetas de crédito y de débito, proteger los datos personales o evitar posibles fraudes financieros.

Una población educada en finanzas estará más segura a la hora de tomar decisiones, necesitará de una menor protección del Estado y podrá apoyarse con conocimiento en diversas empresas de servicios profesionales, haciendo que nuestro mercado financiero sea más estable y fuerte. La confianza en el mercado y la transparencia es un buen objetivo a maximizar, que se conseguirá con una formación continuada que atienda a las necesidades presentes en todas las etapas del ciclo vital.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email