Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Bolsa de las Pymes: MAB

Llega un momento en la vida de toda empresa, en el que tiene que decidir hacia dónde quiere dirigirse, muchas veces tiene que elegir y otras veces son las propias circunstancias del entorno las que le obligan a ello. Crecer o expandirse, en ocasiones son alternativas necesarias para subsistir. Esta decisión no es tan fácil de llevar a cabo, cuando el mercado está colapsado y la economía ha dejado de crecer en un entorno de alta inflación. El crecimiento está vinculado a un largo proceso estratégico, que normalmente va asociado a otro proceso de financiación, que no es tan fácil de materializar, debido a la falta de liquidez que sufre el sistema financiero mundial.

Diversas son las posibilidades que tienen las empresas para financiarse, aunque sigue siendo difícil acceder a determinados formas de financiación, sobre todo para determinados tipos de empresas.

Desde antaño, se ha considerado a la Bolsa como una fuente de financiación destinada a un puñado de empresas privilegiadas con gran tamaño. Sin embargo desde marzo de 2008 existe una Bolsa de Pymes en España, que ofrece una solución de financiación a las empresas de tamaño intermedio: El Mercado Alternativo Bursátil o MAB, aunque de momento haya pasado inadvertido.

El MAB es un Mercado para empresas en Expansión, dedicado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida, diseñada específicamente para ellas y unos costes y procesos adaptados a sus características.

Este Mercado nació en mayo del 2006, empezó su andadura con la negociación de las SICAVs, y desde marzo se autorizó, siendo a partir de mayo de este año, cuando se aprobó todo el reglamento para su funcionamiento, adaptado a Empresas que quieran utilizar esta fuente de financiación en sus procesos de crecimiento o expansión.

El MAB es un Sistema Organizado de Negociación (SMN) promovido por BME (Bolsas y Mercados Españoles) y supervisado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Es un mercado dirigido preferentemente para valores de la Unión Europea y Latinoamérica y destinado para inversores institucionales y particulares. Este mercado proporciona: financiación, visibilidad, liquidez y valoración, con un régimen de información y contratación adaptado a las singularidades de este tipo de empresas (Pymes).

El Mercado funciona como la Bolsa, los miembros, que son las Empresas de Servicios de Inversión (ESI), las Entidades de Crédito y los Miembros del mercado. Sus valores se compensan y liquidan a través de Iberclear y de los servicios de liquidación locales, difundiendo de forma diaria las operaciones y los precios de las transacciones realizadas. Esta información se recoge en un medio escrito, difundido por las Bolsas de Valores y a través de medios informáticos.

En cuanto a la negociación de los títulos, se realiza a través del Sistema de Interconexión Bursátil Español (SIBE), sistema Electrónico que proporciona una mayor eficiencia y transparencia, e incrementa la liquidez. La negociación se lleva a cabo, a través de la modalidad de “fixing”, sistema de subasta que concentra la negociación y fijación de precios en dos momentos concretos de la sesión: a las 12h y a las 16 horas, cuyo diseño y finalidad se dirige a atender las necesidades de aquellos valores de menor liquidez y capitalización.

Para incorporarse al MAB, las empresas deben tener su capital totalmente desembolsado, con libre trasmisibilidad de acciones, además tendrán sus cuentas anuales auditadas. La incorporación al Mercado Alternativo se hace a través de una Oferta Pública de Venta de acciones (OPV), una Oferta Pública de Suscripción de acciones (OPS) o por el sistema de Listing. El Free Float o capital que fluctúa libremente en el mercado debe ser como mínimo de dos millones de euros, cantidad considerada suficiente para que el valor tenga suficiente liquidez. Tendrá especial relevancia una figura nueva que interviene, en este proceso, el Asesor Registrado que vela por el cumplimiento de todos los requisitos, tanto de incorporación como posteriormente, y revisará la información que se presentará de forma anual al organismo supervisor. También hay que destacar los cuidadores de valor a semejanza de los NOMADS, del AIM Británico.

Las empresas que coticen en el MAB, tendrán acceso al capital para el desarrollo de nuevos proyectos de crecimiento, obtendrán una valoración objetiva de la compañía o podrán ampliar su número de accionistas, con lo que conseguirán financiación, visibilidad, liquidez, valoración y notoriedad.

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB), es una realidad convertida en una nueva oportunidad y alternativa para todas aquellas compañias que deseen salir a cotizar, y no puedan cumplir con los requisitos exigidos para incorporarse al Mercado Continuo, siendo una alternativa de financiación, válida y en ocasiones necesaria, para que las Pymes se decidan a utilizarla para acometer sus proyectos empresariales de crecimiento o expansión.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email