Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La empleabilidad depende de uno mismo

El nuevo escenario del mercado de trabajo ha dejado atrás la vieja creencia de que el que encontraba un trabajo tenía un tesoro del que no se desprendía hasta la edad de la jubilación. Es hora de cambiar de modelo y de forma de pensar. La estabilidad en el empleo ya no consiste en mantener el mismo empleo en el mismo puesto o sector, sino que uno mismo debe crear su propia estabilidad laboral maximizando su empleabilidad, es decir adaptando durante toda su carrera sus capacidades a las habilidades requeridas por el mercado.
Evidentemente la empleabilidad está en conexión directa con la formación pero además, en una situación actual en la que encontrar un empleo parece tarea imposible, es necesario disponer de una buena estrategia de búsqueda.
La velocidad de cambio del mercado laboral hace que gran parte de las estrategias antes utilizadas para buscar empleo no sean suficientes, por lo que los interesados tienen que explorar nuevos caminos. Sin duda Internet ofrece múltiples posibilidades, pero como no todas son adecuadas a todos los perfiles profesionales, el primer paso es acotar el rango de búsqueda. Al efecto se han creado nuevos portales especializados que facilitan la tarea en función del perfil y circunstancias del demandante.
Algunos estudios revelan que un tercio de las ofertas de trabajo se culminan gracias a los contactos y al boca a boca, por lo que el networking asociado a la formación especializada, se convierte en una vía importante para acceder a trabajos interesantes que no se publicitan.
Por todo lo anterior el conocido “Mi trabajo es buscar trabajo”, requiere algo más que estar desempleado o en disposición de cambio y utilizar desorganizadamente los recursos más accesibles, en realidad supone una capacitación seria para la búsqueda proactiva que siempre debe partir del conocimiento de las habilidades personales y del establecimiento de acciones para adaptarlas a los requerimientos del mercado mediante formación de calidad. Después se trata de explorar todos los canales de empleo adecuados para el perfil del puesto, ser muy constante y no desesperar.

En realidad este proceso permanente de potenciación de la empleabilidad se convierte en una opción muy positiva porque además del crecimiento personal que supone, permite que el profesional se mantenga en estado de alerta y ejerza el control de su carrera, sin confiar en que las circunstancias o las decisiones de otros, le permitirán disponer de un trabajo de por vida.
La Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros considerando las dificultades de todo este proceso además de mantener una oferta permanentemente actualizada de las acciones formativas que requieren empresas, trabajadores y aspirantes ofrece un escenario ideal para el networking. En sus diferentes actividades, el contacto de especialistas de prestigio tanto de la Administración como del sector privado y el alumnado, produce sinergias productivas que van más allá del puro traslado de conocimientos.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email