Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La empresa biónica

Los seguidores de la saga “Terminator” o “La Mujer Biónica” saben gracias a estas películas de ficción cómo la simbiosis entre personas y tecnología genera mejores resultados.

Hoy en día se habla de las bondades de la tecnología de trasplantes, la microelectrónica, los ordenadores cuánticos, las impresoras 3D e incluso la inteligencia artificial. La idea de personas biónicas ya no es ciencia ficción si trasladamos esta simbiosis al entorno empresarial.

Desde la consultora Boston Consulting Group han publicado recientemente un estudio en el que se pone de manifiesto la importancia creciente de las empresas biónicas en el ecosistema empresarial.

Pero no hace falta ver películas de ciencia ficción; las empresas biónicas forman parte de nuestra vida diaria. Las empresas líderes en numerosos sectores combinan fortalezas humanas y tecnológicas para crear capacidades biónicas (super humanas). Algunas de las empresas biónicas cotizadas en los mercados norteamericanos son Alphabet, Amazon, Apple, Facebook y Microsoft.

Estas habilidades super humanas se materializan en mejores resultados. Las empresas que usan procesos biónicos potencian la generación de cashflow y el valor de la empresa crece más rápido que en sus competidores. Estas empresas digitales han obtenido mejores resultados antes y después de la crisis Covid-19 y continúan destacando en actividades que se están recuperando.

La mayoría de los líderes biónicos son nativos digitales con procesos biónicos que surgen de forma natural, pero la mayoría de las empresas biónicas están en sectores tradicionales. Sus competidores están reaccionando con éxito y realizando transformaciones digitales para reforzar sus capacidades competitivas para tener un futuro biónico y poder sobrevivir.

Numerosos elementos de las empresas biónicas son muy conocidos: inteligencia artificial, talento digital y software y servicios basados en plataformas, por ejemplo. Pero la fórmula para renovarlos no es ni evidente ni sencilla de implementar. Las empresas que quieran realizar una transformación biónica deberán transformar sus organizaciones para poder tomar decisiones de forma rápida y crear valor añadido sustancial en el corto plazo.

Los principales atributos de los líderes biónicos son:

1.- Propósito y estrategia. El sentido del propósito les sirve como elemento empresarial y para alinear la organización a la hora de conseguir los resultados. Sus fundamentos competitivos son generación de valor, diferenciación y ventaja competitiva, similares a los de los empresarios tradicionales, pero sus estrategias son digitales. El propósito es su elemento más controvertido, y las diferentes normativas de regulación de protección de datos o tributación fiscal generan espacios más o menos amistosos para su desarrollo pudiendo considerarlas neutras para la sociedad y los ciudadanos o potencialmente nocivas.

2.- Resultados. Las empresas biónicas organizan sus capacidades humanas y tecnológicas en torno a los resultados, personalizando la experiencia de clientes, mejorando procesos y generando nuevas ofertas de productos; y se me mueven rápido, con agilidad, para conseguirlos.

Según Boston Consulting Group las empresas biónicas a menudo tienen entre 30 y 50 procesos esenciales para conseguir los resultados.

3.- Palancas humanas. Las empresas biónicas diseñan sus plataformas para alinear y orientar a sus equipos hacia los resultados. Las palancas humanas son el talento digital y necesitan equipos con capacidades profesionales flexibles y adaptables, capaces de aprender. La importancia de la colaboración, la creatividad y el pensamiento crítico son claves. Estas empresas, además tienen un modelo organizativo diferente con respecto de la pirámide organizativa tradicional. Las cadenas de responsabilidad se reemplazan por equipos pequeños y autónomos que trabajan por proyectos, generadores de toma de decisiones rápidas. Estos equipos usan plataformas tecnológicas de apoyo diseñadas a escala para que todos puedan tener acceso a los mismos datos, tecnología y recursos.

4.- Palancas tecnológicas. Estas empresas usan una tecnología modular impulsada por datos (que son el alma de la organización). Las empresas biónicas usan la inteligencia artificial para generar patrones de reconocimiento, informes 47Nº 307 / Noviembre 2020 predictivos, así como aprendizaje exponencial que descifren informaciones para tomar decisiones ágiles y de calidad. La inteligencia artificial permite diagnósticos y favorece que los equipos innoven sus productos y tienen mejores procesos, generando ventaja competitiva y crecimiento puntero.

Una vez se despliega esta arquitectura tecnológica modular, se liberan datos adaptables que permiten redistribuciones y adaptaciones sencillas. Se pueden construir APIs, y microservicios que permiten cambios rápidos y reorientaciones sin alterar el sistema subyacente.

Algunas empresas han tratado de bionizarse pero están fallando en este proceso de metamorfosis. Sus esfuerzos y experimentos han conseguido tímidos resultados en algunos procesos, pero no han sido capaces de extender estas mejoras al resto de la organización.

La solución, en palabras de Boston Consulting Group puede ser transformarse con conectividad permitiendo una simbiosis en la que las personas y la tecnología trabajen conjuntamente.

Las empresas que emergen de este esfuerzo transformador ofrecerán productos y servicios mejorados, pero en cierto sentido serán muy especiales, aunque compartan elementos esenciales, dispondrán de un ADN enriquecido.

Isabel Giménez Zuriaga

Directora General

Fundación De Estudios Bursátiles y Financieros.

Publicado en: Boletín 308

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp chat