Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Nueva GUIA de Fondos

En el mes de noviembre se aprobó el Reglamento de la nueva Ley de Instituciones de Inversión Colectiva (Ley 35/2003, de 4 de noviembre). Este Reglamento ha supuesto un nuevo y significativo reto en el sector de la Inversión Colectiva en España, que regula tanto las Instituciones de Inversión Colectiva de carácter financiero como las Instituciones de Inversión Colectiva de carácter inmobiliario.

Las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) son “aquellas cuyo objetivo es la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos financieros o no, estableciendo el rendimiento del inversor en función de los resultados colectivos”.

Esta normativa tiene como objetivos básicos, además de trasponer la directiva europea, flexibilizar la regulación, reforzar la protección del inversor y modernizar y agilizar el régimen administrativo del sector. Todo el colectivo esperaba impaciente la aprobación de esta norma porque amplía el abanico de productos ya existentes.

Se configura de esta forma una tipología de fondos extraordinariamente variada, que permite encontrar productos adecuados para cualquier perfil inversor, desde los más conservadores a los más arriesgados. Esta diversidad es positiva para quienes desean colocar sus ahorros en los mercados de valores, sin embargo el carácter novedoso, nos lleva precisamente a la necesidad de estar perfectamente informados y tener un buen nivel de conocimiento sobre ellos.

A raíz de esto, y dado que los Fondos de Inversión son los productos financieros más populares y que más han atraído el ahorro familiar, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cumpliendo con su compromiso de protección y formación de los inversores, ha editado una nueva GUIA sobre Fondos de Inversión, que lleva por título: Qué debe saber de…los fondos de inversión y la inversión colectiva”.

Los fondos de inversión son Instituciones de Inversión Colectiva, esto implica que los resultados individuales están en función de los rendimientos obtenidos por un colectivo de inversores. Es un patrimonio sin personalidad jurídica que se forma por la agregación de los capitales aportados por un número de personas que son los partícipes. Como productos de inversión que son, siempre llevan asociado algún tipo de riesgo. La posibilidad de sufrir pérdidas será mayor o menor según la política de inversión del fondo.

En el mercado podemos encontrar los siguientes tipos de fondos: Fondos de Renta Fija, de Renta Variable, Mixtos, Globales y fondos Garantizados. Con la entrada en vigor de la nueva Ley, aparece la figura de Fondos por Compartimentos. Cada uno de ellos tendrá una política de inversión, que es importante conocer, para que el inversor pueda elegir aquel fondo que se adapte mejor a sus expectativas, situación económica y perfil de riesgo.

Los fondos garantizados presentan determinadas características que han de tenerse en cuenta, ya que pueden no resultar adecuados a todos los inversores. Sólo se garantiza el capital a vencimiento, y en los fondos garantizados que disponen de “ventanas de liquidez” el partícipe podrá rembolsar su inversión en estas fechas sin que le cobren comisión de reembolso, pero sin beneficiarse de la garantía.

Es conveniente, leer el folleto explicativo donde se recogen las principales características del fondo, las entidades comercializadoras están obligadas a entregar gratuitamente el folleto a los clientes.

Otra cuestión a resaltar que aparece en la GUIA, es que no existen comisiones por traspaso entre fondos de inversión, pero el partícipe sí estaría sujeto al pago de comisiones de reembolso y suscripción si así lo proveen los folletos de los fondos.

Se recomienda realizar un seguimiento de la inversión, a través de la documentación que envía la Sociedad Gestora, informes periódicos que pueden ser trimestrales, semestrales o anules, y consultar la información financiera que se publica sobre esta materia. Con esta información haremos un seguimiento del fondo y veremos si se ha producido algún cambio.

En resumen, esta guía recoge todos los cambios producidos en la Ley tras la publicación del Reglamento en materia de Inversión Colectiva. En ella, se explican de manara clara y sencilla conceptos básicos necesarios para entender el funcionamiento de los fondos de inversión, cómo se calcula la rentabilidad, qué tipo de riesgos se asumen cuando se compra un fondo, qué tipos de fondos existen, qué son los fondos garantizados, cómo debemos elegir un fondo, cómo se realiza la operativa habitual de suscripción, reembolsos y traspasos, por qué es necesario leer el folleto, por qué se debe hacer un seguimiento de la inversión, otros tipos de Inversión Colectiva y por último, ¿dónde me puedo informar? y ¿dónde puedo reclamar?.

La GUIA ofrece también una serie de consejos y recomendaciones para elegir correctamente un fondo, teniendo en cuenta la situación y los objetivos personales de cada inversor, su perfil de riesgo, el horizonte temporal de la inversión que quiere realizar, las comisiones, las rentabilidades históricas o los mensajes publicitarios.

Está dirigida fundamentalmente a inversores minoristas para orientarles e informales sobre estos productos y todos los cambios que se han producido en la materia normativa. Se puede conseguir gratuitamente a través de la página Web de la CNMV: www.cnmv.es

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email