Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La relevancia del Coaching

En el entorno cambiante en el que nos encontramos, donde existe una desconfianza generalizada tanto en los mercados como en la situación económica mundial, a lo mejor resultaría conveniente llenar nuestra carta a los Reyes Magos de buenas intenciones, y pedir soluciones y/o alternativas que puedan arrojar algo de luz a esta situación.

Probablemente esa petición, donde lo realmente importante y difícil a la vez, es adaptarse al cambio, el equipo humano juega un papel relevante; no sólo la empresa debe adaptarse al entorno cambiante y tecnológico en el que estamos inmersos, sino que también debe hacerlo el activo más importante de una organización.

La función de Recursos Humanos o gestión de las personas, ha evolucionado enormemente dentro de la empresa. De los antiguos departamentos de personal, donde existía un responsable que hacía y tramitaba las nóminas, y organizaba los turnos, hemos pasado a un departamento que tiene autonomía propia, y que además, está presente en la dirección general. Así mismo en este departamento se llegan a barajar una serie de competencias, como la motivación, la retribución por objetivos, el liderazgo, el trabajo en equipo y la gestión del talento.

Aquí entra en funcionamiento el director de recursos humanos, que debe ser capaz de dirigir con eficiencia para optimizar los recursos de los que dispone, al mismo tiempo que, motivar e incentivar a todo el equipo, y potenciar al máximo todas sus habilidades y aptitudes. Según Jonas Riddersträle, uno de los mejores pensadores en gestión empresarial de Europa, ? El talento marca la diferencia?.

A raíz de toda esta evolución, y siguiendo las tendencias empresariales que van surgiendo en todo el mundo, cabe destacar un concepto o proceso que surgió en EEUU en los años noventa y que se ha ido desarrollando y aplicando de una manera progresiva a muchas organizaciones: EL COACHING.

Existen múltiples acepciones acerca de este concepto, podríamos definirlo como: un sistema integral que incluye conceptos, estructuras, procesos, herramientas de trabajo e instrumentos de medición, que facilitarán el desarrollo de las personas, permitiendo al mando, impulsar su liderazgo y ayudar a implicar y liberar el potencial de su equipo.

Este sistema ayuda a los empleados a mejorar sus destrezas de trabajo a través de elogios y retroalimentación positiva basado en la observación. Es una actividad que mejora el desempeño de actividades de forma permanente y continuada.

El coaching, abre horizontes para poder analizar nuevos conceptos, nuevos sistemas integrales, nuevas técnicas, nuevas herramientas y tecnologías en gestión empresarial, centrandose en:

– Un estilo particular y diferenciado, con características específicas en liderazgo, que resultan novedosas para el desarrollo de líderes en la administración de las empresas.
– Una metodología de planificación continua en el tiempo, en estrategias y tácticas, apuntandolo siempre hacia una mayor visión empresarial.
– Un sistema integral, coherente, continuo, día a día, para el desarrollo de los talentos individuales de las personas en el trabajo, conectado con la medición y el desempeño individual, con los resultados del equipo y dedicación al trabajo y pasión por la excelencia.
– Un sistema sinérgico de trabajo en equipo que potencia aún mas las competencias individuales en beneficio de mejores resultados para el equipo.

El proceso de Coaching está protagonizado por una persona con el rol de ?coach? y otra con el de ?coachado?, pudiendo ser éste último una sola persona, o un grupo o equipo de trabajo.

El ?coach?, en realidad no es más que el líder que se preocupa por planear el crecimiento personal y profesional de cada uno de los miembros de su equipo. Posee una visión inspiradora, ganadora y transcendente, que mediante el ejemplo, la disciplina, la responsabilidad y el compromiso, orienta al equipo a caminar hacia la misión y cumplimiento de objetivos, conviertiéndolos en realidad. Es decir, es un líder que promueve la unidad del equipo, sin preferencias individuales, consolidando la relación dentro del mismo para potenciar la suma de los talentos individuales.

Los ?coach? son personas que comparten creencias sobre: la competencia humana, el desempeño superior y valores sobre la importancia del coaching Perciben el coaching como un grupo de competencias que pueden ser aprendidas y aplicadas al igual que otro tipo de habilidades requeridas para gerenciar, supervisar y liderar.

Todo este proceso llevará al equipo a desarrollar un compromiso con la misión de la empresa, acompañado de un desarrollo óptimo de sus habilidades y una mejora continua en el desempeño de sus actividades. Todo ello vendrá derivado directamente porque :

– Las personas comprenden qué están haciendo y por qué es importante
– Tienen las competencias claras para poder desempeñar las tareas que se espera de ellos.
– Se sienten apreciadas por el trabajo que están realizando
– Se sienten retadas por su trabajo
– Tienen una oportunidad de mejorar y aprender de sus propios errores.

De todo ello se deduce que la aplicación de este proceso en nuestra organización puede resultar muy beneficiosa para el cumplimiento de los objetivos de la empresa, siempre que el coaching este caracterizado por el positivismo, genere confianza y propicie un cambio en la actitud y circunstancias del ?coachado?. Se entiende también como un proceso de redes conversacionales que impulsan, o convierten las amenazas en oportunidades.

En definitiva lo podríamos definir como el arte de trabajar con los demás, donde el ?coach? es capaz de desarrollar y potenciar las mejores aptitudes y habilidades de cada persona propiciando un cambio significativo en la organización.

Volviendo a nuestra petición inicial, y dada la época del año en la que nos encontramos, es hora de reflexionar y hacer cambios en nuestras vidas, podríamos preguntarnos: ¿tenemos algún coach en nuestra empresa?, ¿Somos nosotros coachs?, ¿Deberíamos tener un coach? Si todas las respuestas son negativas, quizás, simplemente, es hora de pedírselo a los Reyes Magos.

Leonor Vargas Escudero
Directora Financiera
Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros
lvargas@febf.org

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email