Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los Business Angels al rescate

Pymes y emprendedores intentan conseguir una parte importante de su financiación externa a través de entidades financieras, ya sea para crecer o expandirse, realizar su gestión diaria o empezar de cero, es decir, poner una idea en funcionamiento o acometer un proyecto de inversión innovador.

Las razones para este difícil acceso a la financiación en las etapas iniciales se hallan, en primer lugar, en el carácter innovador de los productos o procesos, que aún no han demostrado su viabilidad en el mercado y, en segundo lugar, el carácter intangible de los activos. Dichas empresas suelen pertenecer a sectores de rápida evolución tecnológica, que a veces ofrecen un sólo producto, por tanto, no poseen una cartera de productos que les permita aprovechar los recursos financieros creados por otra líneas de actividad en diferentes fases del ciclo de vida.

Es entonces cuando los emprendedores se preguntan: ¿No hay nadie que crea en la viabilidad de mi proyecto, me apoye y me financie? Cuando la desesperación y el desanimo se hacen palpables, surgen los Ángeles. Sí, los Ángeles de los Negocios, también denominados “Business Angels”, una figura que aparece y se desarrolla, en algunos ámbitos y en algunos países como ayuda y apoyo a Emprendedores que buscan financiación en etapas iniciales de sus proyectos de inversión.

Pero, ¿qué son exactamente los Business Angels? Son personas físicas o jurídicas, o simplemente asociaciones o grupos de personas que ayudan, apoyan y ponen en contacto a Emprendedores e Inversores, aportándoles los recursos iniciales y la experiencia necesarios para llevar a cabo su proyecto de Inversión.

Los Business Angels, fueron desarrollados inicialmente en Estados Unidos para apoyar a emprendedores en sus comienzos, cuando las entidades financieras se muestran reticentes a ofrecer financiación a empresas que tienen nuevos proyectos e inicialmente sus volúmenes previstos de negocio no son elevados y sin embargo, si lo son sus riesgos. Paradójicamente, estos negocios suelen tener un potencial de crecimiento elevadísimo, pero tropiezan con trabas para acceder a capitales en circuitos formales, dando lugar al denominado gap de capital, pudiendo convertirse, en ocasiones en auténticos Demonios, no sólo por su negativa, sino por no concederles la oportunidad a estos emprendedores.

Es importante destacar el potencial que representan los Business Angels, o Inversores Privados, en el acceso a la financiación de las empresas en etapas iniciales. El principal obstáculo para el desarrollo de tal potencial radica en la elevada dificultad a la hora de establecer canales de comunicación entre los principales actores del mercado, Business Angels y emprendedores, debido en gran parte al deseo de anonimato de los primeros y a las dificultades con las que tropiezan los segundos a causa de la falta de intermediarios específicos.

Los Business Angels, por tanto, se presentan como una fuente de financiación alternativa capaz de rescatar a emprendedores, aportar el capital, la experiencia en la gestión empresarial y la rapidez en la toma de decisiones que requieren las nuevas empresas o los nuevos proyectos.

¿Dónde podemos encontrarlos? Los Business Angels se materializan en la Comunidad Valenciana a través de CV BAN (Asociación de Business Angels de la Comunidad valenciana) que inició su andadura a finales del año pasado y arrancó su actividad como nexo entre emprendedores e inversores. Aparte de ser el foro de encuentro CV BAN tiene como objetivos: facilitar la co-participación en proyectos; ser el interlocutor con las administraciones y organismos relacionados con esta actividad; y sobre todo, difundir y dar a conocer la figura del Business Angel al tejido empresarial y social de la Comunitad Valenciana.

CV-BAN está organizando Foros de Inversión a lo largo de toda la Comunidad Valenciana, en los que se dan cita emprendedores e inversores privados, poniendo en común proyectos y experiencias. De esta forma, sirve de plataforma global de debate y encuentro entre ambas partes con ideas relacionadas con las nuevas tecnologías y sectores con alto potencial de crecimiento.

Gracias a estas nuevas formas de financiación, ya se comienzan a vislumbrar cambios de actitud en las formas de financiar y gestionar las empresas. En este sentido, van adquiriendo cada vez más importancia las formas de financiación alternativas como ésta, a través del MAB o Bolsa de Pymes, o el Capital Desarrollo, con la consiguiente pérdida de peso de las entidades financieras. Sin embargo, el grado de cambio es muy paulatino y no avanza al nivel que sería deseable para elevar el grado de desarrollo y madurez en nuestra Comunidad.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email