Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Luces y Sombras

Cinco años han pasado desde que Pocoyó buscó a sus primeros amigos para embarcarse en su expansión en EEUU. Zinkia fue la primera Compañía que empezó a cotizar en el MAB o Mercado Alternativo Bursátil en julio de 2009. A ella le siguieron otras de diferentes sectores, hasta llegar a las 23 que hay actualmente.

El Mercado Alternativo Bursátil se creó con la finalidad de poder proporcionar financiación a empresas en expansión que tenían difícil acceso al crédito, y buscaban en los mercados de capitales una alternativa válida.

Luces y sombras ha tenido el mercado desde su creación, al igual que defensores y detractores. Con luz propia brillan compañías como Gowex, donde sus redes wifi han llegado a países como EEUU, Argentina, Chile, Francia o China, con una capitalización de más de 1.300 millones; Cabures es otro ejemplo, la empresa gaditana está especializada en tecnología y fabricación de elementos en fibra de carbono para aeronáutica; otras compañías como Altia o Catenon están teniendo un buen comportamiento y se les augura un futuro prometedor.

El MAB es un Sistema Organizado de Negociación promovido por BME y supervisado por la CNMV. Está dirigido a empresas de la Unión Europea y Latinoamérica, destinado a inversores institucionales y particulares. Entre sus ventajas encontramos que proporciona: financiación, visibilidad, liquidez y valoración, a las compañías que necesitan fondos para realizar sus proyectos. Tienen especial relevancia dos figuras: el Proveedor de liquidez, que facilita la negociación y el Asesor Registrado, que vela por el cumplimiento de todos los requisitos, tanto en la incorporación como durante su permanencia.

Otras compañías que no han tenido tan buen comportamiento desde que se estrenaron en el parqué, han sido Negocios y Estilos de Vida y el Grupo Nostrum, donde sus modelos de negocio no acaban de despegar y están pasando por situaciones financieras difíciles. Lo mismo ocurre a Bodaclic, empresa on line que se dedica a la organización de bodas, donde su estrategia, ya sea por circunstancias del entorno, o por falta de previsión en sus proyecciones financieras, no acaban de cuajar. Otro caso a mencionar es el de Zinkia que a pesar de su buen inicio, ha tenido que revisar a la baja sus proyecciones de crecimiento y está atravesando una etapa difícil por falta de liquidez.

Cierto es que este mercado es joven y le queda mucho camino por recorrer. Las compañías que lo componen tienen un alto nivel de crecimiento y planes de negocio agresivos, lo que les lleva a tener un potencial de revalorización mayor, pero, al mismo tiempo, un nivel de riesgo superior a la media del mercado. Hay que tener en cuenta que, su andadura no es fácil y sus periodos de maduración son más largos, por tanto, hay que considerarlas como inversiones de largo plazo.

El MAB es una realidad convertida en una nueva oportunidad y una alternativa de financiación. Ahora bien, no hay que pensar que porque algunas compañías no hayan conseguido el éxito deseado, el mercado no funciona, sino todo lo contrario, hay que aprender de las que si lo están haciendo bien, probablemente porque su modelo de negocio y la forma de gestionarlas avalan sus buenos resultados.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email