Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Lucha de Gigantes

Uno de los acontecimientos que más está sacudiendo a los mercados financieros mundiales es la guerra comercial entre China y EEUU.

Antes de empezar a hablar de los efectos de este conflicto, es necesario definir el concepto de “guerra comercial”. Es una situación que se produce ante el aumento del proteccionismo, en las que uno o varios países ponen barreras al comercio a través de aranceles y cuotas a la importación. Este conflicto puede afectar a los ciudadanos debido a que los aranceles encarecen los productos, contrayendo la demanda y con ello frenando el crecimiento económico.

El conflicto entre ambos países se inició hace más de un año, como un choque tecnológico entre Google y Huawei, desencadenando un conflicto comercial sin precedentes. El 8 de marzo del 2018 EE UU puso aranceles del 25 % a las importaciones de acero y un 10 % a las de aluminio. El 3 de abril EEUU hace publica una lista de bienes a gravar cuya importación tiene un valor de 50.000 euros. China responde el 4 de abril aplicando aranceles del 25 % a 106 productos importados desde EE.UU por un valor de 50.000 millones de dólares.

Después de un periodo de negociaciones, el 2 de agosto se puso fin a la tregua mediante el anuncio por parte de Trump de la imposición de aranceles del 10% sobre importaciones chinas, valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de Septiembre.  El 5 de agosto llego la respuesta, por parte del gobierno Chino devaluando su moneda hasta 7 Yuanes por dólar un valor que no se alcanzaba desde el 2008 y la prohibición de exportaciones de productos agrarios norteamericanos.

La guerra comercial amenaza con golpear seriamente el crecimiento europeo, puesto que estos dos países tienen una gran peso en la economía mundial, según datos de EuroStat las importaciones a China suponen un 20 % sobre el total de las importaciones de la Unión Europea y a EE UU suponen un 13 %. Respecto a las exportaciones la mayoría tienen como origen EE UU con un 21 %, seguido por china con un 11%.

El conflicto ha ocasionado caídas en las principales bolsas mundiales, el IBEX 35 el 2 de agosto pasó de los 9.038,20 puntos a 8.897,60 y el 6 de agosto ante las represalias por parte de China cayó de los 8.777,20 puntos a 8.699,40 puntos. Los sectores más afectados han sido automóviles, acero y carburantes. Algunas de las empresas más afectadas han sido, Arcelormittal, Acerinox, Cie Automotive, Gestamp y Técnicas Reunidas. La más afectada ha sido Arcelormittal con una caída acumulada en lo que va de año del 28,26 %.

La vuelta a las negociaciones ha sido recibida de manera positiva por los inversores, estaremos atentos al resultado de las reuniones entre los representantes de ambos países, la proximidad de las elecciones presidenciales en Estados Unidos pueden ser claves para desbloquear la situación.

Jorge Momblona Juan 

Área de contabilidad.

Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email