Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

!Mamá, quiero ser broker!

En estos momentos en los que encontrar trabajo puede parecer una misión imposible, la especialización ofrece una vía de escape. El sector financiero y, concretamente, los mercados de valores, pueden ser una alternativa algo menos convencional que el empleo en una entidad financiera o en un despacho multidisciplinar.

Si escucha la frase: ¡Mama, quiero ser Broker! no se asuste. Este término anglosajón sacado de una película americana, puede parecer un empleo inalcanzable; sin embargo, es una salida profesional bastante atractiva para jóvenes que estén buscando empleo. Pero ¿qué es realmente un Broker? Es un intermediario financiero que, básicamente, opera en un mercado de valores comprando y vendiendo acciones y otros activos financieros. En España los intermediarios financieros son las Empresas de Servicios de Inversión: Sociedades de Valores (conocidas en el mundo anglosajón como Dealers) y Agencias de Valores (conocidas en el mundo anglosajón como Brokers), Sociedades Gestoras de Carteras y Empresas de Asesoramiento Financiero conocidas como EAFIs.

Una Empresa de Servicios de Inversión realiza las siguientes actividades o servicios: recibir, transmitir y ejecutar órdenes de compra y venta de bonos, acciones y otros productos en los mercados de valores por cuenta de sus clientes; gestionar el patrimonio o la cartera de los inversores que les hayan dado un mandato para ello; actuar como intermediarios cuando las empresas realizan emisiones de acciones, bonos u obligaciones, y cuando llevan a cabo ofertas públicas de venta de valores, poniendo en conocimiento de los inversores estas emisiones y ofertas; ser depositarios y administradores de valores y productos financieros de los ahorradores; conceder créditos o préstamos a los inversores para que éstos puedan realizar las operaciones. Asesorar a empresas e inversores.

La diferencia básica entre una Sociedad de Valores (Dealer) y una Agencia de Valores (Broker), es que la Sociedad puede actuar por cuenta propia y ajena, mientras que la Agencia (Broker) solo puede actuar por cuenta de ajena o de terceros y no puede asegurar determinado tipo de operaciones. Por tanto, si yo quisiera ser broker podría trabajar en una sociedad o en una agencia (entidades que operan en España y están inscritas en la CNMV). Además, necesitaría de Formacion Financiera, que recogiera tanto el campo del análisis (macroeconómico, microeconómico y fundamental); informática (conocer y utilizar plataformas de suministro de información); así como el manejo del inglés. Además, debería contar con una serie de dotes comerciales, de comunicación y de adaptación al entorno, ya que en determinadas ocasiones hay que ser capaz de tomar decisiones rápidamente en un entorno adverso.

Además de ser un trabajo donde se gestiona dinero, también es necesaria la relación personal, tus clientes se convierten en una pieza clave a la que hay que mantener informada y asesorara. Valores como la confianza y la honradez, son fundamentales.

En la Comunidad Valenciana, hay grandes profesionales dedicados a esta disciplina. Algunas Entidades, como la FEBF (www.febf.org) ofrecen la posibilidad de formarte y especializarte para poder dedicarte a esta profesión. No hay que mirar a los mercados con miedo ni como inalcanzable, sino con ilusión y con ganas de trabajar. Con la Formacion adecuada y con ciertas habilidades personales podrías llegar ser Broker.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email