Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Mesa Redonda «Talento en Femenino» 7 marzo 2022

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer

Mesa Redonda “Talento en Femenino”

Paraninfo Universidad CEU UCH, Alfara de Patriarca. Valencia, a 7 de marzo de 2022

Por sexto año consecutivo, y en el Día Internacional de la Mujer, la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF), junto a la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH), ha reunido de forma presencial y virtual a un elenco de profesionales de éxito para debatir sobre el liderazgo femenino y los retos femeninos en el mundo jurídico, financiero y de la comunicación.

La mesa redonda “Talento en Femenino” ha contado con las intervenciones de la Decana de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas de la CEU UCH, Esperanza Ferrando; la Directora General de la FEBF, Isabel Giménez; la Directora de Compliance y Procesal de Andersen, Esmeralda Iranzo; la Directora Corporativa de Grupo R Comunicación, Belén Vázquez; y la Responsable del Área Financiera Corporate de GB Consultores, Roxana Leotescu.

Esperanza Ferrando inauguró esta sexta edición asegurando que “es un honor poder ser anfitriones y cómplices en este tipo de proyectos de educación financiera y por la igualdad”. Por su parte, en sus palabras de bienvenida, Isabel Giménez habló de la “importancia de la diversidad en empresas y equipos para crear una mejor sociedad entre todos, tal y como indican los ODS, sin dejar a nadie atrás”, y recordó que en la jornada se va a hablar de “talento, resiliencia y superación de dificultades”. Como consejo para los asistentes recomendó “salir de la zona de confort, afrontar retos y superar dificultades, e incluso, reinventarse”.

Sobre la importancia de las mujeres en los roles financieros, Roxana Leotescu apuntó que “hoy en día existe más vínculo entre los programas universitarios y el mundo empresarial, si bien nunca se debe dejar de aprender y estudiar”. Explicó que “el rol de las finanzas en las empresas es vital, y como además de la diversidad de género debe haber talento e implicación”. Como ejemplo de cambio cultural en este terreno, comentó que en los últimos estudios que llevan cabo sobre empresas familiares “en su 2ª o 3ª generación hay más mujeres en los puestos directivos”. Finalmente, añadió que “la vida es prueba y error, y hay que pensar en grande para llegar lo más lejos posible”.

A continuación, Esmeralda Iranzo comentó que “hay que luchar para que todos dispongamos de las mismas oportunidades”, y en cuanto al rol femenino en la profesión jurídica aseguró que “existen características en apariencia “intrínsecas” a la mujer, que deberían ser también innatas en el hombre: inteligencia emocional, resiliencia, esfuerzo, empatía, proactividad, gestión del riesgo” y añadió que “estas características se deben compartir por todos los profesionales (hombres y mujeres) para ejercer un liderazgo real y efectivo”. Por último, destacó como “con perseverancia y entusiasmo profesional es más sencillo conseguir las metas y objetivos”.

En relación al talento femenino en la comunicación, emprendedurismo y dirección de equipos, Belén Vázquez comentó que “hay que combinar todas las facetas de la vida: profesional y personal, porque una persona no se desarrolla en plenitud en lo profesional sin lo personal, y viceversa”. Aseguró, además que “siempre hay que seguir aprendiendo y formándose”. Respecto al emprendimiento, apuntó que “casos como el de Facebook son excepcionales y que para que un negocio se consolide en el tiempo, hay que conocerlo desde dentro antes de lanzarse”. Añadió, asimismo que “la diversidad enriquece mucho los equipos: la vida es un camino que hacemos día tras día, y en el que hay que tener las cosas claras en relación al modelo de vida que queremos vivir”. Por último, reflexionó que “los periodistas, de partida, deben cuestionarse todo. Los datos son manipulables, por lo que lo más importante es tener ética, para preservar la verdad”.

Todas las ponentes pusieron de manifiesto la importancia de la aportación de valor de las mujeres directivas, destacando la empatía y la visión de campo, y reiterando que lo que enriquece un equipo es la diversidad: género, orígenes, formación, y que cada uno disponga de un ADN específico que enriquezca el liderazgo.

Como conclusión final, las tres ponentes coincidieron en que, si hablamos de conseguir el objetivo ODS Nº 5, que es lograr la igualdad de género, vamos por el buen camino. Las mujeres son el 50% de la población mundial y su punto de vista aporta valor añadido a las empresas y a la sociedad.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email