Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Mujeres directivas debaten sobre el liderazgo femenino en el mundo de las finanzas

Valencia, a 2-03-20.- Por cuarto año consecutivo, y en vísperas de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH), junto a la Fundación Valenciana de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) y Women CEO, ha reunido a un elenco de directivas de éxito para debatir en torno al liderazgo y retos femeninos en el mundo de la empresa y las finanzas.

La mesa redonda “Finanzas en femenino” ha contado con las intervenciones de la decana de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas de la CEU UCH, Esperanza Ferrando; la directora general de la FEBF, Isabel Giménez; la directora de Negocio-Regional Este-BBVA Banca de Empresas y Corporaciones, Cristina Domínguez; la responsable del Área de Responsabilidad Social Corporativa y Auditoría en J.A. Fuster y Asociados S.L.P, Elena M. Ortega; la directora corporativa de Operaciones, Finanzas y Medios de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Elena García, y la directora de Finanzas de la misma Fundación, Pilar Ortega. 

“A diferencia del ámbito de la Justicia, el de las finanzas sigue siendo complicado para las mujeres, que todavía no ocupan muchos altos cargos”, ha subrayado la decana de la CEU UCH al presentar el debate, conducido por la directora general de la FEBF, “que ha destacado la importancia de educar en igualdad para construir una sociedad mejor e inclusiva. Los millenial priman la igualdad y la conciliación personal frente a otros valores”.

“Las mujeres hemos encontrado dificultades para conciliar la vida laboral y familiar; y vivido situaciones en las que se adoptaron comportamientos más ‘masculinos’ para ser respetadas por los colegas, soportar micromachismos y paternalismo protector”, ha destacado Elena M. Ortega en relación a los principales obstáculos de una carrera profesional en finanzas.

“Unos obstáculos, ha añadido Pilar Ortega, “que muchas veces obedecen a un tema coyuntural, y se pueden superar con resiliencia”. “A algunos directivos les cuesta ver que una mujer pueda ser una compañera, ha advertido, pero la sociedad ha cambiado a mejor, la diversidad es buena y ya hay padres que piden permiso de paternidad y reducción de horario”.

Los estereotipos a desarrollar por mujeres en el plano familiar, junto a la formación extra de los puestos directivos, suponen un lastre para esa deseable igualdad, ha asegurado Elena García, que, sin embargo, añade: “En la empresa se empieza a valorar la meritocracia, y poco a poco lo lograremos”.

La responsabilidad personal es, según Cristina Domínguez, otra de las barreras que entorpecen el ascenso de las mujeres a puestos de alta responsabilidad. “a veces el peor enemigo somos nosotras mismas, debemos confiar en nuestras capacidades de ser líderes en nuestro puesto de trabajo. Todos podemos serlo, y la diversidad es un tema de personas, no de género, por eso aportan gran valor añadido las redes de mentoring y la evaluación 360º”.

A lo largo de la mesa redonda, las directivas han puesto también el acento en la aportación de valor que pueden hacer las mujeres directivas debido a sus destacadas competencias sociales, de empatía y capacidad de gestión de equipos, y en la importancia del trabajo y la promoción del talento de otras mujeres para alcanzar un retrato igualitario en el sector de la empresa y las finanzas. Elena García ha destacado la importancia de evitar los estereotipos y que todo profesional ecléctico debe conseguir el equilibrio en competencias “soft” y “hard”.

 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp chat