Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por que elaborar un Plan de Negocios

A la hora de crear una empresa, e intentar obtener fuentes de financiación para desarrollarla hay un elemento que es primordial para mostrar la visión global de la misma y definir nuestra idea que es el denominado “plan de negocios” (o Business Plan).

El Business Plan, intenta recoger todos los aspectos que desde diferentes puntos de vista, estratégico, financiero, comercial, de mercado, producto están asociados a la idea de empresa que deseamos desarrollar. Con ello, se pretende alcanzar el objetivo de la empresa o la actividad que se pretende poner en marcha. También, es el medio para encontrar socios, como vehículo que muestre todas las ventajas y aspectos del negocio, intentando reunir los recursos necesarios para iniciar el proyecto.

El plan de empresa se inicia cuando en la etapa de estudio previo de viabilidad se ha llegado a la conclusión de que la idea es válida y existen claros indicios de que puede ser rentable. Es un documento en el que se identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio y que recoge en detalle:
– Un análisis de viabilidad económica, de mercado, organizativa y técnica de la futura empresa.
– Un primer diseño de las acciones a emprender para la puesta en marcha y el desarrollo de la empresa.
Las ventajas que proporciona la elaboración de este documento, serían:
– Instrumento de valoración previo a la decisión de puesta en marcha o no de la empresa.
– Guía de planificación empresarial.
– Documento de presentación de la empresa a terceros: búsqueda de financiación, socios, proveedores, etc.
– Cuando la empresa ya ha iniciado la actividad, es útil para contrastar y readecuar los productos y servicios, para definir las estrategias adecuadas o para relanzar una empresa y/o nuevos productos o servicios.

Un plan de negocios debe contener los siguientes elementos.

– Una presentación previa del proyecto, los promotores del mismo y el producto que se pretende desarrollar. En este apartado se puede hacer referencia al ámbito de localización del producto, forma jurídica de la empresa, etc.

– En una segunda fase, se debe elaborar un estudio de mercado, ya que, una empresa vende productos o servicios y, por tanto, necesita compradores: clientes., por ello debemos analizar quiénes son esos clientes, cuáles son sus necesidades, deseos, demandas y expectativas y cómo responder a todo ello es el objetivo prioritario del estudio de mercado a realizar. La Investigación de Mercado se centrará en un análisis macroeconómico, por un lado, que profundizará en el contexto socioeconómico, los factores político-legales, tecnológicos, sociodemográficos y culturales. Por otro lado, realizará un análisis en profundidad del microentorno, que permitirá conocer el sector donde se va a desarrollar la actividad, los clientes, los proveedores, la competencia, las posibles alianzas (colaboradores).

Una vez se ha estudiado el mercado y se conoce la situación del sector, las tendencias de futuro, los potenciales clientes, sus expectativas y la competencia, es el momento de elaborar un Plan de Marketing. Las políticas de marketing deben servir para explotar la oportunidad de negocio aprovechando las posibles ventajas competitivas de nuestros productos o servicios.

– Y además, debemos elaborar un Plan de viabilidad económica, es la concreción en cifras de las acciones planteadas en el resto del Plan de empresa, valorando los costes derivados de las acciones del plan de marketing y de los planes de producción y de organización de los recursos humanos. A través de este análisis se pondrán de manifiesto las necesidades de inversión para poner en marcha el proyecto, así como los recursos de los que disponen los promotores y la necesidad de financiación (cuantía necesaria, instrumentos de financiación previstos, etc.). Este documento incluirá los siguientes aspectos:
* Análisis de la Cuenta de Resultados, fijándose un horizonte temporal adecuado.
* Análisis de la Cuenta de Tesorería.
* Análisis de los Balances previsionales de actividad, que nos permitirá conocer la evolución patrimonial (bienes, derechos y obligaciones) de la empresa.
Los datos suministrados en este apartado, nos proporciona información sobre aspectos como la rentabilidad del proyecto, su solvencia y liquidez futura, como y cuanto financiarnos, el plazo de recuperación de la inversión, etc.

La elaboración de un Plan de Negocios es fundamental a la hora de llevar a cabo un proyecto empresarial, ya que es el vehículo para comunicar y hacer comprender a los demás los aspectos del mismo, y con ello poder encontrar socios financieros que nos respalden para su puesta en marcha. Para aquellos que no estén familiarizados con los aspectos relacionados con esta temática, pueden encontrar ayuda e incluso respuesta a alguna de sus dudas, a través del portal: www.emprendedoresXXI.es que ha desarrollado La Caixa, con el fin de proporcionar un foro de encuentro a aquellas personas emprendedoras que tengan una idea y necesitan ayuda para plasmarla y recursos financieros para llevarla a cabo.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email