Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué sabemos del Nasdaq?

Durante todo el año pasado y hasta los desgraciados acontecimientos que tuvieron lugar el 11 de septiembre, el edificio de Times Square número 4, que albergaba al índice bursátil NASDAQ, se había convertido en un atractivo turístico más para los visitantes de Nueva York. Por siete dólares se podía dar una mirada al interior de la Bolsa y participar en juegos interactivos sobre temas bursátiles y otras actividades de simulación de transacciones.

Este hecho nos da una idea de la gran popularidad que el citado índice ha adquirido, seguro que si preguntásemos ¿qué es el NASDAQ?, la mayoría de respuestas contendrían términos como «bolsa», «índice» o «Nueva York». Pero probablemente las dudas empezarían a aparecer, si profundizásemos un poco: ¿es realmente una bolsa?, ¿es un índice?, ¿pertenece a la Bolsa de Nueva York?…

La dificultad del término estriba principalmente en las peculiaridades que se dieron en su creación y evolución histórica, pero también y desgraciadamente han contribuido a su confusión determinadas informaciones que han llegado desde algunos medios de comunicación; en los cuales se hablaba de él como un índice de la Bolsa de Nueva York.

Por ello en este artículo trataremos de explicar ¿qué es? y ¿por qué se creó el NASDAQ?.

En primer lugar podemos definirlo como el Mercado de Valores Norteamericano, especializado en empresas pequeñas y medianas con perfil de alto crecimiento, compuesto por una red bursátil de alcance nacional y automatizada en la que todos los intermediarios pueden operar en igualdad de condiciones en cuanto a la información de los precios se refiere. (cualquier miembro de este mercado puede conocer al momento el total de ofertas y demandas relativas a un valor, contemplándolas en la pantalla de su despacho).

Este Mercado, surge cuando el Congreso de Estados Unidos pide a la Comisión Nacional de Valores Americana (SEC) que realice un estudio sobre las transacciones que tienen lugar fuera del mercado bursátil. Para ello la SEC acude a la Asociación Nacional de negociantes de valores (NASD) y le encomienda la creación de un mercado automatizado. Como consecuencia de ello, en 1971 nace el NASDAQ como primer mercado de valores electrónico. Rápidamente se convierte en un modelo para los mercados en desarrollo de todo el mundo.

Pero ¿cuáles son sus características? El NASDAQ, utiliza la tecnología más avanzada en comunicaciones e información, tratando de obtener una contratación continua y una mayor liquidez para empresas de similar tamaño (la contratación se realiza mediante una pantalla que centraliza toda la información, permitiendo la negociación de cualquier miembro, sea cual fuere el lugar en el que se encuentren. Todo ello se logra a través de su sistema de «Market Makers» también llamados creadores de mercado, que son firmas pertenecientes al NASDAQ, las cuales compran y venden acciones de forma instantánea a los mejores precios de compra y de venta disponibles, mediante una red informática a la que están conectadas las sociedades de valores de todo el mundo. Un valor típico suele tener alrededor de 11 creadores de mercados.

Estas firmas se ajustan a una serie de normas, destacando principalmente, la de garantizar la ejecución de cada orden al mejor precio posible existente, comprometerse a comprar y vender los valores para los que crean mercados (Market Makers) y por último obligarse a informar públicamente del precio y volumen de cada operación en un margen de 60 segundos.

En cuanto a los requisitos de admisión de títulos al NASDAQ, podríamos destacar entre otros, la necesidad de tener una activo total mínimo de 2 millones de dólares, contar con un capital y unas reservas mínimas de 1 millón de dólares y aportar dos creadores de mercado.
Además los costes de inscripción son bastante bajos, la entrada en el NASDAQ cuesta 1000 dólares y la cuota anual es de 500.

Por otro lado, una de sus características distintivas, es la clase de empresas a la que va dirigido, ya que el NASDAQ se especializa en pequeñas y medianas empresas con perfil de alto crecimiento, es decir aquellas que normalmente por su volumen no eran aceptadas en la Bolsa de Nueva York (NYSE). Concretamente tenemos el caso de MICROSOFT que no fue aceptada por esta última y por el contrario sí lo hizo el NASDAQ. Este caso no ha sido un suceso aislado, pues la convivencia entre ambos mercados no ha sido del todo pacífica, sino más bien ha venido marcada por una cierta rivalidad.

La realidad es que actualmente las compañías del Nuevo Mercado Americano cubren casi todos los ámbitos de la economía estadounidense, desde empresas industriales hasta de transporte, con una fuerte representación del mundo de las computadoras y tecnología de la información. Muchas de ellas cumplen incluso los criterios requeridos por la Bolsa Neoyorquina, y sin embargo debido a las ventajas en contratación y tecnología se siguen manteniendo en las listas del NASDAQ.

Dentro de esta descripción, apuntar por último que como todo mercado de valores, el NASDAQ tiene varios índices bursátiles, que expresan en niveles o porcentajes el valor promedio de las acciones cotizadas, así se distingue entre el NASDAQ COMPOSITE INDEX que mide el valor de todas las acciones americanas y extranjeras que cotizan en este mercado, y el NASDAQ 100 que incluye las mayores compañías que han mostrado un crecimiento más elevado en los principales sectores. Además y a medida que el número y volumen de algunas de las empresas cotizadas iba aumentando, se crearon dos segmentos de mercado, el NASDAQ NATIONAL MARKET (para las grandes y medianas empresas) y el NASDAQ SMALL MARKET, este último reservado para las empresas más pequeñas.

Para finalizar decir, que la implantación y desarrollo del NASDAQ, fue muy rápida, debido a que representaba un proyecto específico y diferenciado del resto de mercados existentes, con una normativa autorreguladora y una tecnología punta, tanto en comunicación como en su soporte informático, que permitió la interconexión y globalización del mercado.
Por ello y a pesar que en los últimos tiempos esta evolución se ha truncado, ha desaparecido toda la euforia del primer momento y el NASDAQ, se ha convertido en el blanco perfecto de críticas debido a que tras alcanzar el 10 de marzo de 2000, su máximo histórico, comenzó un largo periodo de incertidumbre y resultados más negativos de los esperados. Hay que recordar que desde su nacimiento ha sido y es referencia obligada, su influencia ha sido notable en el desarrollo de muchos mercados, y además actualmente no existe un solo analista que no considere su índice como un indicador principal.

El NASDAQ, no es el primer mercado que atraviesa dificultades, y tampoco será el último, puede que sea más vulnerable a determinados cambios estructurales o económicos, puede incluso que durante mucho tiempo se le haya sobrevalorado. Las ventajas que ha ofrecido este mercado, tanto en innovación y tecnología, como en la financiación que gracias al NASDAQ han obtenido algunas empresas que de otro modo difícilmente la habrían conseguido, han contribuido durante mucho tiempo a la prosperidad, sin haber quedado trasnochadas y estando vigentes a día de hoy.

Margarita Pampliega García
Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email