Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Regala un cerdito-hucha

El 31 de octubre además de ser la noche de Hallowen es el día mundial del Ahorro. Fecha que se celebra desde 1924 y que pretende fomentar la cultura del ahorro en la economía de las familias. La importancia de guardar una parte de los ingresos mensuales, por pequeña que sea, es una forma de garantizar un futuro mejor.
Saber ahorrar es fundamental para el desarrollo de una economía y es un hábito que se debería inculcar a los más pequeños. Los padres y los colegios deben enseñar a los niños desde muy temprana edad la importancia que tiene para las personas tener una cantidad guardada para imprevistos y para garantizar un futuro. Sabemos que sólo la educación logra cambios significativos en actitudes y conductas, ofreciéndonos las herramientas necesarias para poder tomar decisiones que marcarán parte de nuestra vida.
Para conseguir ahorrar es necesario tener disciplina y realizar una planificación que se ajuste a nuestra economía doméstica. Uno de los aspectos fundamentales que ayudan a conseguir el ahorro deseado es no malgastar el dinero en cosas que no necesarias, que inicialmente parecen importantes pero que a largo plazo no lo son. Disponer de ahorros nos lleva a afrontar mejor aquellas situaciones de crisis que puedan surgir. Ahorrar nunca es sencillo, pero ¿cómo podemos conseguirlo?
Hay que realizar un presupuesto que nos ayude a controlar los ingresos y los gastos, destinando partidas a cada uno de los consumos que vayamos a tener, incluyendo una partida destinada al propio ahorro. El objetivo no es acumular efectivo en cuentas bancarias, sino por el contrario, reasignarlo de una manera eficiente que garantice una situación cómoda en el largo plazo y a la hora de la jubilación. Para ello, contamos con un espectro de productos específicos, en función del perfil inversor y el horizonte temporal que tengamos y la liquidez que necesitemos.
Es cierto que todos hemos aprendido un poquito de esta crisis, y los datos nos dicen que la tasa de ahorro de los hogares repuntó en el segundo trimestre hasta el 14,9% de su renta disponible, un punto más que en el mismo período de 2012. El aumento es 13,7 puntos superior al que se registró en el primer trimestre del año, que fue del 1,2%, según revela el informe de las cuentas no Financieras Trimestrales de los Sectores Institucionales de la Contabilidad Nacional Trimestral de España que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta situación, supone un incremento frente al período comprendido entre abril y junio de 2012, cuando se produjo la primera tasa negativa y por primera vez los hogares gastaron más de lo que ingresaron. Circunstancia que parece estar corrigiendo para volver a tasas positivas incluso superiores a ciclos pasados.
Celebrar el día mundial del ahorro es un reto para intentar disminuir el endeudamiento que las familias han tenido en los últimos años inmersos en una sociedad consumista y que ha generado en parte la crisis económica que estamos viviendo. Además, es necesario fomentar entre nuestros jóvenes la cultura de guardar un poquito cada mes. Sólo una formación continua y adecuada que debe inculcarse desde la infancia, puede llevarnos a realizar una planificación financiero-fiscal adecuada a cada uno que permita mantener nuestro poder adquisitivo y nivel de vida en el tiempo. Y para ello, podemos empezar regalando a nuestros hijos el cerdito hucha que nos regalaron nuestros padres.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email