Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Renta Fija para minoristas

El Sistema Electrónico de Negociación de Deuda, SEND, cumple un año de vida. Con paso firme y consolidado, aunque todavía incipiente, esta plataforma ha dado un vuelco a la renta fija privada en nuestro territorio, permitiendo a los inversores minoristas invertir en deuda corporativa.

Este instrumento, creado por Bolsas y Mercados Españoles (BME) a través del Mercado de Renta Fija Privada -AIAF-, que tradicionalmente ha sido un mercado mayorista, facilita desde mayo del 2010 la negociación de deuda corporativa al segmento minorista a través de una plataforma electrónica multilateral.

La idea es que un inversor, del mismo modo que compra o vende acciones, pueda operar con participaciones preferentes, bonos u obligaciones, aportándole transparencia y una mayor liquidez. Ampliando así, las alternativas de inversión de los particulares.

Hasta hace un año, si un ciudadano quería destinar de forma directa una partida de sus ahorros a deuda privada, debía ir a una entidad financiera, y ésta tenía que encontrar entre sus clientes alguien que quisiera vender ese activo. Con SEND, estas dificultades se solucionan con una plataforma que aporta autonomía e independencia, y al final se traduce en una mayor liquidez en la compraventa de toda una serie de activos de deuda corporativa incluidos en este instrumento, como son: las participaciones preferentes; bonos y obligaciones simples; obligaciones subordinadas; obligaciones con bonificación fiscal; cédulas; y los pagarés con vencimiento superior a 6 meses y emitidas a partir de 2009, con nominal unitario igual o inferior a 1.500 euros, que hayan tenido como destinatario al inversor particular.

De este modo, SEND ha aportado un gran valor añadido al inversor minorista en la renta fija, ya que puede entrar o salir, comprar o vender de forma sencilla, directa y transparente, mediante un sistema similar al de renta variable. Esta plataforma nace, justamente en unos momentos en los que el interés de los inversores particulares en deuda ha experimentado un crecimiento sustancial. De hecho, la negociación acumulada en el primer trimestre de 2011 en el mercado de Deuda Corporativa de BME se triplicó respecto del mismo período de 2010, alcanzando un volumen de 1,82 billones de euros (219,1%). Las admisiones a negociación en este período también registraron un volumen de 70.791 millones, un 25,1% por encima del periodo enero-marzo de 2010.

Tecnología, transparencia, seguridad son algunas de las ventajas que aporta SEND al segmento minorista del Mercado de la Renta Fija, pero el inversor siempre tiene que tener presente que es el último responsable de la gestión de su ahorro, por lo que tiene la necesidad de informarse sobre los valores que adquiere. En todo caso, debe saber que con productos de renta fija también puede perder dinero, por lo que es importante infórmese de las previsiones en la evolución de los tipos de interés y diversificar la inversión entre varios productos, para así disminuir el riesgo.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email