Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Riesgos Potenciales

Esta semana se ha celebrado en Singapur la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en la que se ha presentado el “Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial”. El contenido de este informe, que ha sido presentado tanto por Rodrigo Rato como por Jaime Caruana, advierte de los riesgos a los que se enfrenta la Economía Mundial. En estas reuniones anuales se reúnen una gran cantidad de representantes de países miembros, y se ofrece la oportunidad de efectuar consultas. Asimismo se celebran varios seminarios dirigidos por miembros del personal para medios de comunicación. El Programa de Seminarios de las Reuniones Anuales está diseñado para fomentar el diálogo creativo entre el sector privado, los delegados de gobierno y los funcionarios superiores del Banco y del Fondo.

Desde su fundación en 1944, el FMI ha debido adaptar permanentemente sus actividades y operaciones en respuesta a los variados desafíos que ha confrontado la comunidad internacional: el derrumbe del sistema de paridades establecido en Bretton Woods, las crisis del petróleo durante los años setenta, la crisis de la deuda de los años ochenta y las perturbaciones que sufrieron los mercados emergentes en la década de 1990. A través de los años, el colapso de las economías estatistas de Europa oriental y los problemas de los países pobres muy endeudados también han contribuido a encauzar la asistencia del FMI por nuevos rumbos.

Después de un análisis optimista del primer semestre de este año, donde se mantuvo un buen ritmo económico y la actividad superó las expectativas en la mayoría de las regiones, donde el crecimiento de EEUU fue fuerte, y los países emergentes, como China, crecieron con gran rapidez. El Informe presenta esta seman, analiza un escenario algo mas pesimista, donde el riesgo de desaceleración de la economía global que puede llegar a ocurrir si sigue el incremento, por parte de los Bancos Centrales, de los tipos de interés y la escalada del precio del crudo.

Entre los principales riesgos que advierte el FMI se encuentran: las crecientes presiones inflacionistas, altos precios del precio del crudo y el rápido enfriamiento de la economía estadounidense.

El FMI entiende que si se frena el crecimiento global, los mercados financieros internacionales podrían sufrir una corrección más grave que la que se produjo durante el mes de mayo, y que fue consecuencia de los temores de las subidas de tipos y la fuerte sobrevaloración que existía en los mercados.

Si se produce un incremento descontrolado de la inflación, la corrección vendrá vía aumento de los tipos de interés, lo que tendría un efecto directo sobre el crecimiento económico, poniéndolo en peligro y evitando que se cumplan las tasas de crecimiento estimado.

¿Cuál sería el impacto de estos riesgos en los mercados?

Estos riesgos provocarían, por un lado caídas en el precio de los valores, por otro subidas en la rentabilidad de los bonos, así como un desbarajuste en el tipo de cambio de las divisas, provocando un desplome del dólar frente al euro. También afirmó Rodrigo Rato: “que se espera que el tipo real de cambio del dólar permanezca relativamente estable, aunque lo cierto es que también se espera que las monedas asiáticas se aprecien en el medio plazo, mientras las economías de esos países son demasiado débiles aún”.

Los inversores, deben tener en cuenta estos riesgos a la hora de realizar sus inversiones, además de saber cuál es su perfil inversor y plazo, también deben tener en cuenta variables externas que pueden afectar a los mercados.

Muchos son los productos y servicios de inversión que se han ido ofreciendo a los ahorradores, impulsados por bajos tipos de interés, lo que ha llevado a realizar una amplia gama de arriesgadas estrategias de inversión. Además, este escenario también ha provocado la aparición de nuevos y complejos productos financieros, como productos estructurados, que no se sabe cómo se comportarán en caso de crisis, y que en ocasiones podría existir la posibilidad de no obtener liquidez.

Entre las soluciones que Rato aporta para mitigar estos riesgos, se destaca el endurecimiento por parte de las autoridades de las políticas macroeconómicas y de conservar y realizar reformas estructurales.

A pesar de los riesgos existentes analizados en el Informe, las perspectivas son positivas, simplemente hay que tener precaución y estar alerta por si alguna de éstas u otras variables modifican y/o empeoran el entorno económico mundial.

Web: www. bancomundial.org
www. imf.org

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email