Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un ejercicio de transparencia

Los actores principales y el entorno de los mercados financieros siempre han estado interesados en que su actividad genere el mayor grado de confianza posible. El nivel de transparencia de las sociedades cotizadas en España es, pese a las sensaciones del público y a casos concretos de interés mediático, cada vez mayor. Pero, es cierto que todavía no se llega al nivel de otros países y buena prueba de ello son los recientes cambios normativos que exigen la publicidad de información como la del Informe sobre Retribuciones de los Consejeros.
La Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros desde su creación en 1990, cumpliendo con sus objetivos fundacionales, ha tenido continuas iniciativas formativas y de estudio para contribuir al mejor funcionamiento de los mercados financieros. Al efecto y contando con la colaboración de los mejores profesionales y agentes de mercado se ha ocupado especialmente de la difusión de las buenas prácticas y de la mejora del cumplimiento normativo de los emisores.
Considerando que los Reglamentos de adscripción voluntaria además de que pueden ser un elemento de garantía complementario a la legislación especializada, expresan de forma clara el compromiso de los actores con la integridad de sus actuaciones, constituyó un grupo de trabajo multidisciplinar formado por representantes de los departamentos jurídicos de sociedades cotizadas, entidades de inversión y despachos jurídicos, para elaborar un texto adaptado a las exigencias de funcionamiento de las sociedades cotizadas modernas.
El objetivo del grupo de trabajo era establecer un marco para la actuación de las Sociedades en el ejercicio de actividades relacionadas con el Mercado de Valores que detallase con inspiración neutra, para que puedan acogerse la mayor cantidad de entidades cotizadas, normas de conducta para sus órganos de administración, empleados y representantes.

Este grupo de trabajo, partiendo del Reglamento Interno del Código de Conducta de 2003 elaborado por un equipo coordinado por Don Álvaro Noguera, una de las figuras más importantes de la economía valenciana de las últimas décadas, ha generado un Borrador-Modelo actualizado de autodisciplina operativa que sido revisado y mejorado por el Reglamento de Mercados Secundarios de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
El denominado Reglamento interno de conducta regulará el funcionamiento de las sociedades que libremente se acojan al mismo, estableciendo obligaciones que no perjudican la observancia del resto de normas legales y reglamentarias, aplicables y actualmente vigentes, que puedan dictarse en lo sucesivo. Entre otros, se regulan principios de actuación respecto a la información privilegiada, manipulación, conflictos de interés, autocartera y operaciones especiales.
Aunque quedan muchos pasos que dar tanto en aspectos normativos como de autorregulación, es evidente que esta iniciativa seguida con entusiasmo y dedicación por un equipo altamente cualificado de profesionales del sector, es una aportación muy significativa para la estrategia de eliminar la desventaja competitiva que supone disponer de un mercado con niveles de transparencia inferiores a los de otros países.
El nuevo Reglamento Interno de Conducta está listo para ser aprobado por los Consejos de Administración……..¿quién se anima?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email