Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un semestre muy volátil

La volatilidad y la desconfianza han estado presentes en los mercados financieros a lo largo de todo el semestre. El déficit público de muchos países europeos, rebajas en las calificaciones de deuda de países como Grecia, España o Portugal, y primas de riesgo por las nubes han lastrado al Ibex 35, principal indicador de la bolsa española, por debajo de los 10.000 puntos, consiguiendo el peor semestre de toda su historia con un descenso del 22,4%.

La dificultad por la que están pasando muchas economías europeas ha generado una desconfianza generalizada no sólo en los planes de recuperación, sino también en el sentimiento global del mercado. Grecia fue la punta del iceberg, y lastró al resto de Europa. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional tuvieron que crear un plan de ayuda para intentar que el país heleno salga de la profunda crisis en la que está instalado.

Las incertidumbres, no sólo por la situación de Grecia, sino por el contagio y planes de recuperación de otros países, llevaron a repuntes históricos en las primas de riesgo y a rebajas en las calificaciones de rating de la deuda de algunos países, entre los que se encuentra España.

Parecía que la reunión del G-20 celebrada en Toronto el fin de semana pasado, iba a crear algo de confianza en los mercados, debido a los planes de ajuste en materia fiscal y de reducción de déficit, y al resto de acuerdos establecidos. Pero a pesar de este mensaje positivo, la confianza no volvió al parquet.

Otra víctima colateral de todas estas circunstancias ha sido el Euro, la moneda europea rozó mínimos de marzo de 2006, (1,19 dólares/euro), pero consiguió cerrar el semestre en los 1,23 dólares.

El auténtico protagonista del semestre, ha sido el Mercado Alternativo Bursátil – MAB- que, a pesar de la incertidumbre y desconfianza de los mercados, ha conseguido albergar a siete Pymes, que han considerado a este mercado como una fuente de financiación alternativa para poder desarrollar sus proyectos de expansión y crecimiento.

Otro hecho que ha marcado el semestre ha sido la finalización del periodo de reestructuración de Cajas de Ahorros. La mayoría han optado por realizar un SIP o Fusión Fría a la hora de reforzarse y conseguir así una mayor eficiencia para el futuro.

En cuanto a sectores, los más perjudicados y con mayor volatilidad han sido el sector bancario y el de construcción. Y en el otro lado, señalaremos que Iberia e Inditex, son las compañías que mejor comportamiento han mantenido a lo largo de todo el semestre.

Sin lugar a dudas se puede afirmar que, además del peor semestre de la historia del Ibex 35, ha sido, probablemente, el semestre más volátil. El cumplimento de los programas de ajuste de los países de la zona euro, la estabilidad en los mercados de renta fija, los resultados empresariales, la evolución de los tipos de interés y la reactivación del consumo, serán aspectos fundamentales que marcarán la tendencia de los mercados en el próximo semestre.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email