Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una participación vs un mercado

Una participación vs un mercado
Los ETFs (Exchange Trade Fund) o Fondos Cotizados, como son conocidos en España, son un producto de inversión nuevo que está teniendo una acogida mundial realmente importante. El volumen de negociación en EEUU ha crecido de una manera exponencial y recientemente, con la creación de fondos de este tipo en España también empieza a notarse este creciente interés en nuestro país.
Los ETF llegaron a Europa en el año 2000 y hoy gestionan un patrimonio de 60.000 millones de euros, aproximadamente un 16% del volumen mundial. El año pasado la industria europea de ETF creció un 62%, siendo Deutsche Börse y London Stock Exchange los mercados que en la actualidad tienen el mayor volumen de negociación de estos productos.
Los Fondos Cotizados son fondos de inversión que tienen la particularidad de que sus participaciones cotizan en mercados bursátiles electrónicos en tiempo real con las mismas características que se aplican a cualquier otro valor cotizado, y además reproducen la cotización de un determinado índice.
La idea que subyace a los fondos cotizados es muy sencilla y fue un toque de atención para los gestores de fondos. En EEUU y después de estudiar el comportamiento de toda la oferta de fondos que existe, se llegó a la conclusión de que realmente pocos fondos consiguen batir a los índices internacionales, como el S&P o el DowJones. Es decir si seleccionamos un fondo, tendremos que pagar unos elevados gastos de gestión y sin embargo muy probablemente no consigamos batir al indice de referencia (benmark). Ante este problema en un primer paso aparecieron fondos en los que se eliminó la necesidad de tener un gestor para tomar las decisiones, dado que su objetivo era replicar a un índice, con lo que estos fondos redujeron fuertemente sus comisiones.
Pero los ETF constituyen un paso más ante esta necesidad. Los fondos tradicionales cotizan un único precio cada día que es al que se puede comprar o vender participaciones. Los fondos cotizados nacen con la característica de que estarán cotizando a tiempo real en el mercado, comportándose como cualquier acción, dando al cliente una mayor liquidez.
Inicialmente la razón de los fondos cotizados fue el replicar a índices. En la actualidad existen gran variedad de fondos cotizados cuyas carteras de valores ya no sólo replican índices, sino que además son carteras de valores elegidas a medida. Tal índice puede ser, además, nacional, extranjero, global, sectorial, regional, con un estilo o filosofía de inversión concreto, etc. Por ese motivo podemos encontrar ETF de sectores, como de Telecomunicación, Farmaceuticos o ETF de empresas de pequeña capitalización, o ETF de paises emergentes. Podemos encontrar por tanto una gran variedad de ETFs cada uno con una cesta de valores diferente.
En España existen en la actualidad tres fondos cotizados, todos ellos, sobre el Ibex35, correspondientes a la Gestoras de BBVA, de Banco Santander Central Hispano y Societé Generale. El fondo con más patrimonio es el de BBVA, mientras que el de BSCH es el que tendría mayor liquidez, quedando el fondo de Société Generale en un segundo plano a mucha diferencia de los otros dos.
Por lo tanto, este tipo de fondo de inversión en España debe cumplir los siguientes requisitos:
• Deben estar admitidos a negociación en una Bolsa de Valores, para lo cual deben tener autorización de la CNMV.
• Su política de inversión debe consistir en replicar un índice bursátil o de otro tipo mientras sea financiero (un índice de renta fija, de materias primas, etc. )
• Su cotización podrá variar a lo largo de una sesión bursátil en función de la oferta y la demanda, como ocurre con cualquier otro valor cotizado. A tal efecto, Bolsas y Mercados españoles (BME) ha desarrollado los trabajos necesarios para crear la contratación dentro del SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español) que ha de permitir la negociación electrónica
• Con el propósito de poder comparar la evolución del precio del fondo cotizado con la evolución del índice subyacente, se publica y difunde a lo largo de la sesión, un valor liquidativo indicativo del fondo, publicado por la gestora y la evolución del índice subyacente a lo largo de la sesión. De esta forma el inversor dispondrá de la información necesaria para la correcta valoración del fondo cotizado en todo momento.
• A este tipo de fondos no se les aplica el procedimiento de traspaso de participaciones, del que sí se benefician los fondos tradicionales. Es decir, no se van a poder traspasar las participaciones de un ETF a otro fondo de cualquier tipo evitando su venta/reembolso.
• No están sujetos a retención a cuenta sobre las ganancias que se pongan de manifiesto cuando se produzca su transmisión o venta. Por lo demás, su tributación y el régimen de compensaciones por plusvalías y minusvalías es igual al resto de fondos.
Por tanto los Fondos Cotizados son un producto que parece interesante por varias razones:
1. Permite estrategias de inversión más activas, ante la posibilidad de negociarlos en el mercado a tiempo real
2. Posibilita alcanzar un nivel de diversificación razonable de forma rápida y sencilla, puesto que la cartera de valores puede abarcar por ejemplo todos los valores que componen el Ibex35.
3. Conllevan comisiones de gestión más bajas, al desaparecer la necesidad de tener un gestor para tomar las decisiones.
4. Nos acerca a las alternativas de inversión ya existentes en otros mercados de nuestro entorno.
Los fondos cotizados suponen uno de los productos más innovadores que se han lanzado y de los llamados a tener un gran éxito en nuestro mercado. Mientras que entre los inversores institucionales este producto ha tenido una exitosa acogida, entre los particulares ha pasado prácticamente desapercibido. Aunque en Europa los principales inversores son institucionales, entre los particulares está creciendo el interés por los fondos cotizados, debido a que hasta el momento, los pequeños inversores tenían difícil acceder a todo un mercado de una vez, porque había que hacerlo a través de futuros que requieren un elevado capital. Comprando una participación de fondos cotizados, se invierte en todo un índice.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email