Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El mayor desarrollo de los mercados financieros

El mayor desarrollo de los mercados financieros supone más crecimiento económico, pero debe realizarse a un ritmo adecuado, apoyado en la mejora equivalente de su educación financiera para garantizar mejor reparto de la riqueza y mayor bienestar. Es más oportuno hablar de educación financiera que de cultura financiera, en tanto en cuanto la primera es necesaria, y la segunda podría considerarse opcional o elitista. La educación financiera es necesaria para todos en la toma de decisiones diarias, no solo para los profesionales del sector. El aprendizaje financiero debe ser natural y promoverse desde la educación básica para que los niños valoren el ahorro, conozcan el esfuerzo necesario para ganar dinero, y se sientan cómodos gestionando ingresos y consumos.

Existen elementos culturales que favorecen la educación financiera, y todos los ciudadanos deben sentirse capaces de gestionar sus finanzas con madurez. Es una tarea indelegable al alcance de cualquiera, pero requiere conocimientos, constancia y dedicación. Todo inversor debe ser consciente de sus limitaciones, invertir solo capitales excedentes, y controlar los riesgos asumidos. La inconsciencia financiera es germen de problemas. La planificación financiera debe ser coherente, con inversiones diferentes en función del ciclo vital, y exige supervisión continua.

El conocimiento financiero también es importante para el propio sector, y la MifidII supone un avance al exigir cualificación profesional mínima y diferenciar información de asesoramiento.

Si una sociedad no está preparada y sus ciudadanos carecen de cultura financiera habrá abusos y fraudes, el coste financiero será mayor, y las personas tendrán una visión distorsionada de productos y riesgos, empeorando sus decisiones. La cultura del riesgo también se verá perjudicada, inhibiendo el desarrollo de los mercados y la diversificación de productos. 

Artículo publicado por la Dra. Dª. Isabel Giménez en la revista mensual Plaza del periódico digital ValenciaPlaza.com

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email